Brigadas de Epmmop resguardan la seguridad vial de los quiteños

En los 12 primeros días de marzo, las brigadas de emergencias viales de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas –Epmmop- atendieron 30 eventos relacionados a deslizamientos de tierra, desalojo de escombros en las vías, limpieza de cunetas, mitigación y prevención en taludes, entre otros. En lo que vamos del año se han atendido alrededor de 100 emergencias

Durante estas dos semanas se retiraron 430 metros cúbicos de material rocoso y tierra y se limpiaron importantes vías y sectores como: Guápulo, av. Simón Bolívar, Interoceánica sector Miravalle, Panamericana Norte, a la altura de Calderón, Nayón y otros lugares donde el Municipio, cumpliendo todos los protocolos de seguridad sanitaria, acudió con personal y maquinaria especializada para garantizar que la emergencia se solvente y favorecer a miles de conductores y peatones.

La Epmmop, a través de sus brigadas de emergencias, está preparada para atender diversas situaciones: desastres o eventos generados por causas naturales, sobre todo durante la temporada invernal donde la lluvia genera varios reportes en vías y taludes.

El trabajo de emergencias durante todo el año, se ejecuta también en taludes, quebradas y cunetas, donde se realizan labores de diagnóstico, mitigación y remediación, para garantizar que las vías y viviendas no se afecten por las crecientes lluvias. Las brigadas de emergencias laboran 24/7 y están integradas por más de 140 personas, entre personal de mantenimiento vial, estructuras, trabajos de mitigación; tienen turnos rotativos para garantizar su operatividad y despliegue.

La atención inmediata se coordina y canaliza a través de los servicios de atención de emergencias del COE Municipal, ECU 911, Agencia Metropolitana de Tránsito, y los servicios de atención ciudadana a través de redes sociales de Epmmop como @ObrasQuito, 1800 510 510 opción 3 y medios de comunicación.

Se recomienda a peatones, conductores y ciclistas transitar con precaución, respetar todas las señales de tránsito y disminuir la velocidad ante la presencia de la lluvia. Recuerde que la calzada mojada genera que las llantas pierdan adherencia y aumenta el riesgo de colisiones y siniestros de tránsito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.