Protocolos de bioseguridad se mantienen en las terminales terrestres

Las terminales terrestres interprovinciales de Quitumbe y Carcelén que se encuentran bajo la administración de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas, Epmmop, mantienen activos los protocolos de bioseguridad para garantizar un buen servicio a todos sus usuarios. El promedio diario de personas que se movilizan desde y hacia Quito es de 13 mil usuarios.

Cada una de las terminales cuenta con una cámara térmica por la cual deben pasar todos los usuarios al momento de trasladarse hacia los tornos de salida, aquí se observa su temperatura y se determina si está dentro de los límites permitidos para viajar.

Además, se cuenta con el apoyo de la Agencia de Metropolitana de Control (AMC), órgano regulador y autorizado para sancionar a las personas que incumplan con el uso obligatorio de la mascarilla dentro de los espacios públicos como lo son las terminales terrestres.

En las salas de espera de las terminales interprovinciales de Quito existen funcionarios de la Epmmop que controlan de manera personal la temperatura de los usuarios con un medidor manual o infrarrojo.

Es importante mencionar que el aforo permitido dentro de las unidades es del 75%. Cada bus se sanitiza minutos antes de arribar a los andenes de salida, que es donde los usuarios finalmente toman su unidad y salen hacia sus destinos, estas dos medidas de bioseguridad están avaladas y controladas por la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT).

De esta manera la Epmmop garantiza la seguridad de todos quienes hacen uso de las terminales terrestres con las que cuenta Quito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.