Trabajo interinstitucional para limpiar un talud en la Autopista General Rumiñahui

Varias instituciones municipales unieron esfuerzos para limpiar un talud, ante el peligro inminente de la caída de piedras y árboles, en la vía suroriental de la Autopista General Rumiñahui,  sector de El Trébol. Este jueves 18 de marzo, desde las 11:00, permanece cerrada esta vía por trabajos que se realizan con el objetivo de precautelar la seguridad de peatones y conductores que a diario circulan por esta ruta.

La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), la Secretaría de Seguridad, Secretaría de Movilidad,  la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) y el Consejo Provincial de Pichincha trabajaron coordinadamente en la limpieza del talud, cerrando el paso vehicular en ambos sentidos de la autopista, además, se gestionó rutas alternas y el desvío del tráfico.

Las actividades que se desarrollaron fueron: retiro de un tronco, rocas y montículos de tierra. El tronco corresponde a un árbol de eucalipto de 15 a 17 metros de altura que se encontraba deteriorado, posiblemente ante la caída de un rayo.

Juan Pablo Monge, director de Rehabilitación y Mantenimiento de la Epmmop, indicó que por las fuertes lluvias de los últimos días “se generan desprendimientos en el suelo de los taludes que ocasionan que las raíces de la vegetación y de los árboles grandes queden sin sustento y puedan caer”.

Por este motivo –dijo- se realiza una prevención con cortes de los árboles, se limpia la vegetación y se previenen eventualidades que pongan en riesgo a los ciudadanos que transitan por este sector.

Pablo Moncayo, coordinador de Operaciones de la AMT, indicó que «trabajan en coordinación con la Secretaría de Gestión de Riesgos y la Epmmop, realizando la gestión de movilidad. Durante esta intervención sugirieron tomar vías alternas como la Juan de Bautista, túnel Guayasamín y la vía de Guápulo, que fueron reforzadas por 200 agentes civiles de tránsito y 45 motocicletas para brindar la vialidad correspondiente, precautelando la seguridad de los quiteños y evitar cualquier accidente”.

José Narváez, morador de Paluco, agradeció la labor de las instituciones. “Pienso que está bien lo que hacen porque en invierno se han volcado los árboles y se ha complicado el tráfico. Es una obra que se debe hacer por el peso de los árboles que en cualquier momento se pueden caer encima de un carro y así se evitan consecuencias mayores”, manifestó.

El municipio capitalino seguirá trabajando por la seguridad vial de la ciudad.

#QuitoSeguroOtraVez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.