Municipio entregó obras comunitarias en San José de Minas y Atahualpa

San José de Minas y Atahualpa, parroquias rurales que forman parte de la Ruta Escondida, recibieron obras comunitarias que promueven la práctica de deportes, de esta forma, su población tendrá un estilo de vida saludable.

Este sábado 27 de marzo, Ximena Villafuerte, secretaria de Coordinación Territorial y Participación Ciudadana, en representación del alcalde de Quito, Dr. Jorge Yunda Machado, visitó las parroquias para entregar las obras. “Hoy se hace realidad la inauguración de estas obras que han sido esperadas por varios años, vecinos los invito a que se apropien y cuiden estos espacios públicos que son de todos ustedes«, dijo.

En la parroquia de San José de Minas se construyó la segunda  y tercera etapa del coliseo que contempla: baterías sanitarias, camerinos y el escenario. El área de construcción del bloque de servicios es de 298 metros cuadrados.

Además, se hizo la cubierta del coliseo, en un área aproximada de 1422 metros cuadrados y los aditamentos como cisterna, cuarto de bombas, iluminación, sistema contra incendios, acceso principal y adoquinado exterior. La inversión total supera los 533 mil dólares y beneficia directamente a 1500 ciudadanos.

Mientras que en la parroquia de Atahualpa se rehabilitó y construyó la cubierta sobre la piscina, en un área de 588 metros cuadrados, adicionalmente se hicieron las paredes, instalación de puertas y ventanas alrededor de la piscina y jacuzzi. También se instaló un sistema de calentamiento mediante paneles solares.

Se implementó un sistema acústico, aireación y cortina en el escenario del coliseo cerrado de la parroquia con un área aproximada de 550 metros cuadrados, además de instalar el cielo raso bajo la cubierta y el equipamiento de una cortina enrollable automática para el escenario.

Además, se constru una cancha sintética y cerramiento de 416 metros cuadrados, que incluye un sistema de drenaje para impedir la acumulación de agua sobre la misma. La inversión total fue de 251 mil 698 dólares, que beneficia directamente a 800 ciudadanos.

Marianita Ayala, moradora de Atahualpa agradeció el trabajo realizado por el Municipio de Quito. «Son magníficas obras  y estamos muy agradecidos«.  

De igual forma, Jaime Morrillo, de San José de Minas, manifestó que esta obra era una aspiración del pueblo desde hace varios años “siempre quisimos tener un coliseo en esta parroquia que es la más grande de la Ruta Escondida.

Estas intervenciones en las parroquias son un compromiso adquirido por el Alcalde de Quito para atender a la ruralidad y a la ciudadanía que forma parte de la Ruta Escondida.

#QuitoConObras.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.