Compañía Guadalajara cumplió parámetros de calidad para actualizar tarifa

  • Para actualizar las tarifas las operadoras de buses deben cumplir con un estricto proceso de certificación de 28 puntos
  • Si se detecta que otras unidades implementan la nueva tarifa sin autorización serán sancionadas, llegando incluso a la revocatoria del contrato de operación
  • En Quito circulan más de 3 mil unidades de transporte público

Desde este lunes 12 de abril, las 60 unidades de la compañía Guadalajara están autorizadas a actualizar la tarifa de transporte a 0.35 centavos, tras cumplir con todos los requisitos técnicos y documentales requeridos por la Secretaría de Movilidad del Municipio de Quito. Las unidades serán monitoreadas en tiempo real. Los usuarios podrán ser inspectores del servicio, a través de MovilizateUIO.

La operadora Guadalajara fue notificada el viernes 9 de abril con la autorización para el cobro de la nueva tarifa y sus unidades cuentan ya con los distintivos que las identifican para el cobro de 0.35 centavos; esto facilita que la ciudadanía las distinga.

Este lunes, Guillermo Abad, secretario de Movilidad, explicó que la actualización de la tarifa de transporte en el Distrito Metropolitano de Quito depende del cumplimiento del 100% de los parámetros de calidad del servicio establecidos en la Ordenanza 017, así como en la adenda a los contratos que tienen las operadoras de transporte.

“Ahora con la Ordenanza y con la adenda, un requisito indispensable para la actualización de la tarifa es que los buses cuenten con estos dispositivos a bordo. Esto nos permite controlar, en tiempo real, en línea a las operadoras y a cada uno de los buses”, mediante la plataforma MovilizateUIO, dijo Abad.

Al momento la plataforma verifica y fiscaliza información de las 60 unidades de la compañía Guadalajara y de 400 buses que están pasando información, a los que todavía no se les puede actualizar la tarifa, pues deben cumplir ciertos requisitos.

La plataforma MovilizateUIO mide excesos de velocidad, apertura y cierre de puertas en lugares no autorizados, maniobras y frenadas bruscas, colisiones, en esta también se indica el nombre del conductor, su capacitación, el aforo del autobús, sobre esto el software califica sobre la base de la calidad del servicio que son parte de la adenda.

Abad resaltó que “este es un paso importante para las operadoras de transporte que están demostrando que sí pueden ir al cambio y esta operadora modelo servirá de ejemplo para que otras empiecen a emular esta práctica de implementación de parámetros de servicio”,

Añadió que esto es bueno también para la ciudad y los usuarios, pues se cuenta con una operadora que está siendo monitoreada por la Secretaría de Movilidad, a través de una plataforma tecnológica que permite recoger todas las incidencias que reporten las unidades de transporte.

Es importante indicar que esta operadora entra a una etapa de fiscalización es decir que si se detectan incumplimientos en los parámetros establecidos serán sancionados.

Al momento esta es la única cooperativa que está autorizada cobrar esta tarifa por mejoras, si se detecta que otras unidades cobran esa tarifa sin autorización serán sancionadas, llegando incluso a la revocatoria del contrato de operación.

Pablo Lima, gerente de la compañía Guadalajara, indicó que desde 2016 han implementado GPS en las unidades, han renovado la flota y se ha capacitado a los conductores.

“Una vez que hemos implementado todos los parámetros dispuestos y que estamos reportando directamente a la Secretaría de Movilidad todo lo que tiene que ver con excesos de velocidad, el sistema de reporte de puertas, el no desvió de rutas; nuestras unidades están cumpliendo con la normativa”, resaltó.

Julie Rodríguez, conductora profesional, que trabaja hace un año y dos meses en esta compañía señaló que «han pasado por mucho y están haciendo un esfuerzo para cumplir con los parámetros. En cuanto al aforo estamos trabajando con el 50%, brindamos un servicio más cercano, esto empieza desde el saludo, para contar con la colaboración de los usuarios», dijo.

Información de interés

La operadora de transporte Guadalajara cuenta con una flota de buses de los años 2017 y 2018, los mantenimientos lo realizan en sus propias instalaciones, donde verifican el cambio de aceite, rotación de llantas y sistema de frenos. Posee 35 microbuses que operan en las parroquias de Calderón y Pomasqui; y 25 buses en zona urbana. La flota total de buses es de 60 unidades.

Cubre la ruta que va desde el sector de `Paseos de Calderón’ entre Llano Grande y Llano Chico, sube a ‘La Bota’, avanza por la av. Eloy Alfaro y culminan el recorrido en la Asamblea Nacional, son cerca de 22 Km.

Otra ruta sale de Oyacoto hasta la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen); otra parte desde Pomasqui hacia Carapungo y una que parte desde ‘Luz y Vida’ hasta Carapungo.

Fernando Panchi, usuario de esta línea de transporte considera que “ha mejorado el servicio, gracias a los controles”. Carol Espinoza, otra de las usuarias felicitó por el servicio recibido.

Edison Solórzano está contento con el servicio ofrecido por la compañía. “Es importante resaltar que cumplen con procesos de desinfección de las unidades y el cumplimiento de normas de bioseguridad”, dijo.

Estas acciones permiten mejorar el sistema de transporte público para brindar mayor calidad a los usuarios a la vez que otorga a las cooperativas la necesidad de cumplir con parámetros de calidad y seguridad, que les permitirá alcanzar el cobro de un nuevo pasaje.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *