AMC realiza control y ayuda social durante Estado de Excepción

En el marco de la declaratoria de Estado de Excepción, la Agencia Metropolitana de Control (AMC) desplegó a sus 335 funcionarios en todo el Distrito Metropolitano de Quito para realizar 205 operativos en una semana y levantar 174 actos de inicio, en su mayoría por no acatar las medidas de bioseguridad.

La AMC realiza controles respecto al espacio público, fauna urbana, construcciones, licenciamiento, entre otras competencias bajo su control.

Desde el día miércoles 21 se desplegó un operativo en el terminal de Carcelén, verificando que se cumplan las normas de bioseguridad, distanciamiento social y uso de adecuado de mascarillas.

Por otro lado, el jueves 22, pese a las restricciones municipales y estatales se intervino un night club en Quitumbe donde se expendía licor y no se respectaban las medidas sanitarias básicas. Ese mismo día, alrededor de 100 personas fueron desalojadas de un velorio en el sector de La Victoria, en Guamaní.

El viernes 23 de abril, la AMC exhortó y verificó el cumplimiento de los aforos e implementación de medidas de bioseguridad. Además, se recorrió la ciudad verificando que durante el toque de queda, los establecimientos permanezcan cerrados y no se expendan bebidas alcohólicas.

La AMC, así como ejerce su labor sancionadora, también trabaja de cerca con la comunidad. En coordinación con la Secretaría de Inclusión, entregó mascarillas a personas en situación de vulnerabilidad en diferentes calles de Quito.

Así también, en Toctiuco Alto los funcionarios de la Agencia de Control colaboraron con el traslado de productos de primera necesidad a adultos mayores del sector que ya no tienen la facilidad de movilizarse.

La fauna urbana de la ciudad también fue atendida, además de realizar el rescate y atención a más de 10 perritos gracias a diferentes denuncias, la AMC apoyó a un colectivo ciudadano en la entrega de comida de perros en situación de calle en 10 sectores de la urbe; entre ellos: El Inca, La Bota y Luluncoto.

“Uno de nuestros pilares de trabajo es la empatía. Somos el ente sancionador del Municipio, pero buscamos dar una mano a quienes más lo necesitan en esta emergencia sanitaria” afirmó Gabriela Obando, supervisora de Control del Distrito Metropolitano.

El país atraviesa por una situación difícil y la AMC, en el marco de sus competencias, reitera su compromiso con el bienestar de los habitantes de la capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.