Los “cazadores de baches” se encargan de la seguridad vial de los quiteños

“Muchos nos gritan: vagos mejor trabajen de noche, pero lo que no saben es que además de trabajar en el día, laboramos también las noches y hasta las madrugadas, la ignorancia es atrevida”, relata Tatiana Vallecilla, obrera de la brigada de mantenimiento de la Epmmop; ella es oriunda de San Lorenzo – Esmeraldas, con más de 20 años viviendo en Quito.

Durante la actual administración municipal, son más de 8 mil calles intervenidas con 229 mil correcciones entre baches y zanjas; 23 048m2 de adoquín. Se usó 14 239 m3 de asfalto en caliente. La inversión bordea los 5.2 millones.

En lo que va de este año, la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas –Epmmop- ha realizado más de 39 mil intervenciones entre baches, zanjas y adoquinado en 1400 calles del Distrito Metropolitano de Quito.

Al escuchar estas cifras Tatiana se sorprende y sonríe. “Qué bien sentir que aportamos para que las calles de Quito estén cada vez mejor. Todos los días me levanto a las 04:30 agradeciendo a Dios por el trabajo que tengo, muchos se avergüenzan, pero yo me siento orgullosa de ser una cazadora de baches”.

Tatiana se considera una mujer fuerte y valiente, pero sobretodo feliz. “Me encanta mi trabajo, me apasiona y cada vez aprendo nuevas cosas.  Soy perfeccionista y siempre les impulso a mis compañeros a realizar una labor excelente por el bienestar de esta hermosa ciudad”.

Ella es madre soltera de una pareja de niños de 10 y 12 años. “Ellos se quedan solos en casa, pero son muy responsables y no les quito el ojo. A cada rato les chequeo en la plataforma esperando a que se conecten a la hora de sus clases. Ellos son mi impulso de vida y mi trabajo me permite darles de comer y vestir a mis niños. Todo esto ojalá lean muchas personas que no comprenden nuestra labor y no la valoran. Atrás de un trabajo de bacheo, hay mucho coraje, fuerza, ganas, alegrías y tristezas”, comenta con una sonrisa.

Por otro lado, está Silvia Bravo, también parte de las 11 brigadas de mantenimiento vial de la Epmmop. Ella trabaja 12 años en la institución. “Soy peón y estudio para pronto graduarme como operadora de máquinas. Este trabajo es duro y muchas personas no entienden. Yo hago de todo, pico, paleo, pongo asfalto, trabajo con la carretilla. Una vez me lastimé trabajando, me dolió mucho, pero luego limpié mis heridas y volví a laborar. Me críe en el campo y ahí aprendí a caer y levantarme más fuerte”.

Ambas son obreras que día a día salen a las calles de la ciudad a entregar toda su pasión y profesionalismo para que las vías de Quito luzcan mejor. “Bache encontrado, bache tapado, ese es nuestro eslogan y eso es lo que haremos por un Quito más lindo”, finalizó Silvia.

Un comentario sobre “Los “cazadores de baches” se encargan de la seguridad vial de los quiteños

  • el 16 junio, 2021 a las 2:45 pm
    Permalink

    Soy venezolana y admiro el trabajo fuerte que hacen estas mujeres ecuatorianas sin miedo al trabajo considerado para hombre.en especial a tatiana mi mas sincera admiracion y amor..me ha brindado su hermandad amor incondicional.. a pesar de mi estado migratorio. . la conoci trabajando en el semaforo…cuando vendia perfume para vehiculos.. aunque soy de profesion docente..siempre ella con alegria amor hermanda…viva la mujeres ecuatorianas en especial mi amiga tatiana …ejemplo de lucha…

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.