Charla socio ambiental junto a los moradores del barrio Puertas del Sol

Este 6 de mayo se brindó la charla socio ambiental a los moradores del Barrio ‘Puertas del Sol’, ubicado al norte de la ciudad, con la participación de la Dirección Metropolitana de Riesgos de la Secretaria General de Seguridad y Gobernabilidad y Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable, entidades que han realizado un seguimiento continuo a la problemática existente en la ‘Quebrada Carretas’.

Con medidas sanitarias adecuadas, manteniendo el distanciamiento físico, utilizando adecuadamente la mascarilla y respetando el aforo existente, se exhortó a la ciudadanía a cuidar de nuestras áreas protegidas, así como acatar la normativa vigente para la construcción y respetar la franja de protección, respecto al borde de la quebrada, precautelando la seguridad ciudadana, la integridad de los predios y previniendo futuros riesgos.

La corresponsabilidad ciudadana fue la temática central abordada, para sensibilizar a la ciudadanía en el cuidado del Sistema de Quebradas del Distrito Metropolitano de Quito, declaradas en el 2021 como Patrimonio Natural, Histórico, Cultural y Paisajístico, según la Resolución 350, que agrega determinar “prioritario su cuidado, rehabilitación integral y mantenimiento a fin de prevenir los riesgos inherentes y brindar a la ciudadanía lugares de alta calidad ambiental, recreación, esparcimiento y cultura”.

Iveth Játiva, Jefa de Relaciones Comunitarias de la EPMAPS, recordó la importancia de la convivencia sana con el medio ambiente, así como la preservación del mismo y explicó respecto de las transformaciones hídricas y eólicas, que de manera natural se han producido en la ‘Quebrada Carretas’. Fernanda Villavicencio, Gerente de Operaciones de EPMAPS, explicó como determinadas acciones ilegales pueden llegar a afectar de manera estructural los predios.

Gabriel Cueva, perteneciente a la Gerencia Técnica de Infraestructura, expuso la viabilidad de intervención en la ‘Quebrada Carretas’, que se encuentra en frase pre contractual, a través de la construcción de un interceptor que permita captar aguas servidas, disminuyendo significativamente la contaminación. Jorge Ordoñez, de la Dirección Metropolitana de Riesgos, presentó el plan de enrocado que permitiría la protección de la quebrada, al existir un aumento en el caudal del agua.

Es fundamental la corresponsabilidad de la ciudadanía, pues “se reconoce la labor de la ciudadanía en la recuperación y mantenimiento de las quebradas como un factor decisivo”, siendo prioritario su cuidado, rehabilitación integral y mantenimiento, mitigando riesgos y siendo nuestro legado a futuras generaciones. Por un #QuitoVerdeOtraVez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.