Centro Comercial Ipiales Mires cumple con normas de bioseguridad

Los más de 200 comerciantes que son parte del Centro Comercial Ipiales Mires son quienes hace más de tres décadas ocupaban las calles del Centro Histórico; este es uno de los primeros centros de compras del centro. En sus pasillos los visitantes pueden adquirir artículos de moda, cosméticos, bisutería, juguetes, tecnología, entretenimiento, cuentan con patio de comidas y más.

Edgar Checa, secretario del centro comercial, indicó que existen 217 locales comerciales, distribuidos en las 3 plantas “somos importadores y confeccionistas”. Su horario de atención es de 07:00 a 18:00, sin embargo, los martes y sábados la atención empieza a las 05:00 hasta las 18:00. Esto para “aprovechar que nos visitan compañeros feriantes de la provincia de Imbabura, quienes venden bufandas, guantes, sacos de lana, ponchos”.

Este centro comercial realiza sus ventas tanto al por mayor como al por menor, en sus pasillos los visitantes tendrán disfrutar de una explosión de colores y formas. Esto pese a que algunos de los locales están cerrados, pues sus propietarios son personas adultas mayores, quienes por la pandemia han optado por el confinamiento en sus hogares.

Es importante resaltar la presencia del personal de la Agencia Metropolitana de Control –AMC-quienes verifican el cumplimiento de las normas; Gabriela Obando, supervisora de esta agencia, resaltó la labor que se ejecuta para dar cumplimiento a la reactivación económica en el marco del cuidado y respeto de normas de bioseguridad.

“La Agencia Metropolitana de Control está comprometida con la ciudad y la ciudadanía para reactivar la economía” a la vez que exhortó a evitar a realizar compras en las afueras de espacios de comercio autorizados.

El centro comercial Ipiales Mires es uno de estos establecimientos donde se está cumpliendo con los debidos protocolos, convirtiéndose en un lugar bioseguro. Se ha verificado la adopción de medidas básicas como el uso permanente de mascarillas, desinfección frecuente, toma de temperatura a la entrada del establecimiento, distanciamiento de 2 metros y manejo de los productos con todas las normas sanitarias.

“Debemos hacer las compras en los lugres que cuentan con todas las medidas de bioseguridad. Por ejemplo, el Ipiales Mires estamos activando este centro comercial para que todas las personas que lo visiten se sientan seguros al realizar sus compras”.

La precautelar el orden la AMC continuará realizando los controles respectivos para garantizar las medidas de bioseguridad para que los ciudadanos puedan realizar sus compras con total tranquilidad

La Agencia Metropolitana de Control realiza diversos operativos para verificar el cumplimiento de estas disposiciones y ha evidenciado que los mercados y centros comerciales municipales son lugares donde la normativa metropolitana se está cumpliendo y no existe un mayor riesgo de contagio. Esto se ha logrado gracias al trabajo coordinado con la Agencia de Coordinación Distrital de Comercio, quienes se han encargado de capacitar a quienes laboran y brindan servicios en estos lugares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.