Desde hace 25 años se conmemora el Día Nacional del Cóndor Andino en Ecuador

  • El 7 de julio es Día Nacional del Cóndor Andino, especie en peligro de extinción y emblema nacional del país
  • Un llamado urgente a la sociedad para reforzar los compromisos para su conservación

Desde 2009, la población de cóndores andinos en Ecuador ha disminuido. Las amenazas y problemáticas ambientales se agravaron pese a las acciones y planes de conservación. Este día, desde el Grupo Nacional de Trabajo del Cóndor Andino, Gntca, se hace un llamado impostergable a los ecuatorianos y a las autoridades nacionales para trabajar juntos en las situaciones que afectan a esta especie, que se encuentra en peligro de extinción.

Hoy día Nacional del Cóndor Andino reiteramos el compromiso para cuidar y preservar a esta ave, la más grande del mundo: Cóndores envenenados, disparados y amenazados por fauna urbana abandonada en los páramos es el panorama en el que se desenvuelven hoy en día.

En 2018 se llevó a cabo el último censo nacional para estimar la población de esta ave carroñera. Se estimó que contaba con 150 ejemplares en Ecuador. Solo entre 2018 y 2019 se registraron 20 muertes de cóndores por envenenamiento, lo que equivale al 13% de la población total (130).

Durante los últimos dos años, las amenazas que enfrenta el cóndor andino en el país no han cesado. Y si bien las acciones urgentes han sido constantes para rescatar cóndores disparados con perdigones alojados en sus cuerpos como Arca 2019, Iguiñaro 2020 y Gualabí 2021.

Posteriormente, se reportan dificultades e incertidumbre sobre su regreso al estado silvestre que ha sido necesario socorrer a pichones de cóndores que han tenido accidentes en los primeros intentos de vuelo Kayambi 2019 y Chitachaka 2020.

Los envenenamientos de cóndores eran recurrentes en países como Colombia, Chile y Argentina. En Ecuador, el envenenamiento por el uso de agrotóxicos se registró por primera vez a finales del 2018, cuando Ami, cóndor hembra con la marca # 7 en sus alas fue encontrada muerta en la provincia de Cotopaxi en diciembre de 2018.

Otros dos cóndores, Morro y Aláquez fueron envenenados y el auxilio veterinario de los especialistas del Gntca consiguió restablecer su salud y devolverlos al medio natural.

La problemática de los envenenamientos revela conflictos socio ambientales que dirigen la mirada a las zonas de páramo donde existen condiciones de pobreza, complejidades extremas en los sistemas agroproductivos y ausencia de servicios y asistencia para la población.

Por otro lado, los envenenamientos a cóndores ocurren como consecuencia secundaria de un problema que tiene como protagonistas a los perros abandonados, que se han convertido en una amenaza para los animales de cría en zonas rurales. El veneno dirigido, de manera primaria, a estos perros que atacan a borregos y vacas, una vez muertos, afectan a los cóndores que en su calidad de carroñeros también se envenenan y mueren al comerlos.

Los perros abandonados en zonas alto andinas del país representan actualmente la más grave amenaza para la fauna silvestre y el funcionamiento de los ecosistemas. Se convierte en el principal carnívoro de estas regiones y se ha documentado científicamente que son una amenaza clara, no solo para el cóndor andino sino para osos, lobos, tapires y venados, desplazándolos, dominando sus territorios y provocando alteraciones en las dinámicas del páramo. Mientras nuevos perros lleguen a estas zonas, el problema se repetirá constantemente.

Durante el mes de julio, el Grupo Nacional de Trabajo del Cóndor Andino estará compartiendo en sus redes sociales, historias de 30 cóndores ecuatorianos que han sido víctimas y protagonistas, de 1996 a 2021, de las amenazas que asechan a esta especie en el país.

Invitamos a seguir las historias de rescates, rehabilitación, liberación, cóndores marcados y monitoreados satelitalmente, y aquellos que murieron en vida silvestre a causa de ataques directos por acción humana.

El objetivo es que la ciudadanía conozca una parte de la historia de esta especie emblemática que está en peligro de extinguirse, y a partir de ello, se sienta interpelada y empoderada para asumir acciones específicas que contribuyan con la conservación del cóndor andino.

El Grupo Nacional de Trabajo del Cóndor Andino (Gntca) es una plataforma de organizaciones que trabajan en favor de esta especie con base en el Plan Nacional para la Conservación del Cóndor Andino en Ecuador.

Contactos: Martín Bustamante, mbustamante@quitozoo.org, 098 592 2157.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.