Banda Municipal de Quito cumple 88 años de vida institucional

El 11 de julio de 1933 se fundó la Banda Municipal de Quito, sus primeros miembros procedían de bandas de varios batallones que se desmembraron tras la denominada guerra de los 4 días, en 1932.

José Pedro Sangotuña, es uno de los representantes de la banda, él entona el clarinete por casi 27 años y comentó “el ambiente aquí es agradable de camaradería junto a los compañeros, nosotros rescatamos nuestra música lo nacional para entretener a la comunidad en cada presentación. Lo que más nos solicitan para entonar es el Chulla Quiteño, Cuchara de Palo, Lindo Quito de mi vida, entre otros”.

A través de los años, el trabajo de la Banda Municipal del Distrito Metropolitano de Quito ha contribuido a la construcción, consolidación de la cultura y la memoria musical de la ciudad.

Su aporte en la creación de patrones musicales ha sido fundamental en el fortalecimiento de la identidad quiteña a través de la difusión democrática de la música local.

Miguel Cabrera, director de la Banda Municipal de Quito, con orgullo manifestó representar a esta gran institución actualmente tiene 22 años en la misma y acotó que “la Banda Municipal realza el espíritu de la música, el arte nacional, siempre estamos ratificando el sentir de la comunidad. El 5 de julio de 2018 el Concejo Metropolitano declaró a la banda como Patrimonio Inmaterial del Ecuador por su contribución a la consolidación de la memoria musical y de la identidad quiteña”.

La Banda Municipal ha protagonizado producciones musicales de gran calidad, ejecutado conciertos de renombre y participado en retretas a nivel local nacional e incluso internacional.

Se ubican como una de las mejores bandas a nivel institucional y su presencia reafirma varios elementos de la identidad quiteña, pone en valor las expresiones culturales, musicales, ancestrales y contemporáneas de nuestra sociedad.

Jonathan Sánchez, recuerda que en su niñez conoció a la Banda Municipal en una presentación en el Centro Histórico, ahí fue su objetivo en formar parte de la misma, pues su sueño se hizo realidad hace 5 meses pertenece a esta noble institución. “Si tienes sueño se perseverante y consíguelo, así como yo lo hice para estar ahora en la banda”.

Hoy por hoy la Banda Municipal de Quito está conformada por 34 músicos (33 hombres y 1 mujer), se proyecta a futuro como uno de los elementos que conforman el patrimonio cultural intangible quiteño, por su significado simbólico en el imaginario de la ciudad, y como tal deben ser reconocida.

Carla Montenegro, pertenece desde hace 18 años a la Banda Municipal y comentó “es algo muy bonito pertenecer aquí, la gente nos aprecia, nos tratan muy bien, somos el ícono de la ciudad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *