El potencial de la Mitad del Mundo para Geoparque Quito

La Comisión Técnica para la creación de Geoparque para el Distrito Metropolitano de Quito continúa su intenso trabajo en el levantamiento de la información sobre hitos geológicos e influencia de la actividad vulcanológica en este territorio.

No hay duda que la naturaleza aquí surgió de la actividad volcánica, y no solo eso, porque las culturas humanas que se han desarrollado desde hace miles de años, se caracterizan a partir de la flora, fauna y hasta la energía que dicen tener parajes especiales como Catequilla. Un centro de pucaras, observatorios astronómicos de los antiguos nativos e incluso enclave militar privilegiado.

Fernando Lugmaña, dirigente de Catequilla, indica que en la cima del cerro del mismo nombre se ha comprobado que los indígenas realizaban observaciones de las estrellas y era considerado el centro del mundo, miles de años antes de que el cálculo de los sabios de la Comisión Geodésica Francesa concluyera que aquí estaba la línea equinoccial.

Mario Cevallos, presidente del GAD de San Antonio, comprometió la ayuda de esa comunidad para lograr la declaratoria, porque es muy positivo, según dijo, que este tipo de calificaciones atraigan miradas e inversiones, por el gran potencial turístico, natural, y humano de un sector exótico gracias a los volcanes.

Los geólogos Gorki Ruiz, de la Universidad Central, Jorge Ordoñez de la Dirección de Riesgos y Nelson Arias del Municipio de Quito, describieron la forma en que el movimiento de las placas tectónicas diseñó el valle de San Antonio o la Mitad del Mundo.

Entre la riqueza cultural destacan las ruinas de Rumicucho, otro de los grandes pucaras y centros energéticos milenarios de la Mitad del Mundo.

En esta zona, la Directora de Relaciones Internacionales y coordinadora del proyecto Geoparque, destacó el gran aporte que significa todo el inmenso bagaje cultural de este sector para el compendio  de información  que se enviará hacia la UNESCO, en cumplimiento de los requisitos para la declaratoria.

Técnicos de las varias dependencias del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito levantan, en cada expedición a estos territorios, fichas especializadas de los diferentes aspectos que identifican al distrito, como un área de gran influencia geológica y vulcanológica.

Sin duda que la cultura es una muestra de la huella y potencial que significa el factor geológico en las poblaciones ecuatorianas de este distrito.

La magia y hasta los fenómenos físicos especiales que ocurren en este punto del centro del mundo se describen y se relatan en parques temáticos, como el museo Intiñan ubicado en plena línea equinoccial. De la misma manera de cuenta sobre las hermosas culturas que vivieron en distintas épocas, en este paraíso.

La concejala Brith Vaca recibió los diferentes aportes  y reconocimientos de los pobladores que se integran al esfuerzo de Geoparque Quito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.