El mercado Central es un icono en el centro de Quito

Ubicado en la avenida Pichincha, entre las calles Manabí y Esmeraldas se encuentra el tradicional mercado Central, centro de comercio, conocido por su gastronomía y la calidez de sus comerciantes.

La historia de este mercado se remonta a 1950. En esa época, en el centro de Quito, funcionaban dos ferias al aire libre, donde los vecinos adquirían productos alimenticios. Estas ferias estaban ubicadas en la plaza La Marín y en la plaza de San Blas. Los negocios de esta última plaza, San Blas, fueron consumidos por un incendio.

Ante esta tragedia todos los comerciantes se unieron y crearon el Mercado Central. Patricia Gordon, presidenta de este centro de abastos, recordó “este mercado es la fusión de dos ferias; desde 1952 funciona el Mercado Central, mi mamá es una de las fundadoras, por eso nosotros sabemos cómo fue su inicio y cómo se ha ido forjando día a día, con el esfuerzo y sacrificio de todas y cada una de las personas que componemos este mercado”.

Más del 60% de los comerciantes de este mercado se dedican a la gastronomía; en este espacio se expenden platos que se caracterizan por su tradición, tal es el caso de la ‘colada de churos’, el caldo de ‘bille’, el caldo de ‘guagrasinga’, además de las corvinas, fritadas, tortillas de verde, entre otros.

Cecilia Loachamín, es una de las herederas de la receta de la sabrosa ‘colada de churos’, ella trabaja junto a su madre en el local ‘Doña Lucy’, aquí también se prepara el caldo de ‘bille’, este puesto se ubica en la planta alta. La colada de churos vale $2, si el cliente desea solo el plato con churos $1; y el caldo de ‘bille’ $3; los fines de semana también preparan ‘cariucho’ y pollo. “Hay personas que les gusta lo tradicional y servirse estos platos”, dijo.

“Usted aquí encuentra una variedad, en temas gastronómicos, que día a día, las compañeras preparan y ponen su sazón. Esta es una de las razones por las que nuestros clientes llegan a este mercado”, dijo Patricia Gordón.

Rosita Morales, tiene 85 años y ella prepara el caldo de ‘guagrasinga’, esto es la cabeza de res, esta es una comida tradicional “el caldito se acaba temprano, yo vengo a las 06:00 y a las 09:00 ya se termina; lo preparó con mote, avena, cebolla, ajo, la carne, aliños. Aquí les recibimos con amor, con cariño. Invito a que vengan a saborear este plato, mi hijo y mi nuera serán quienes continúen con esta tradición, yo ya estoy virando la esquina”, dijo. Su local se ubica en la planta baja

El Mercado Central permite que las costumbres, la cultura y la gastronomía local y nacional continúen vivas, para el disfrute y el paladar de quienes deseen apreciar estos sabores.

Por su historia, por su gente, por estar ubicado cerca de la Plaza Belmonte, del Coliseo Julio César Hidalgo, del barrio La Tola, de San Blas este espacio es considerado un ícono del Centro Histórico.

“Nosotros son riqueza y tradición es un orgullo formar parte de esta historia que día a día se va forjando, como un legado para las futuras generaciones”, así Patricia y sus compañeras son las guardianas de la sazón y de la historia gastronómica de la ciudad y del país.

Datos:

  • Este mercado se ubica en la avenida Pichincha, entre las calles Manabí y Esmeraldas
  • El horario de atención es de lunes a sábado de 06:30 a 15:00 y los domingos de 06:30 a 14:00.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *