Epmaps recupera quebrada Yanahurco

La quebrada Yanahurco, en Cumbayá, dejó de ser un foco de contaminación e inseguridad y se convirtió en un sitio de esparcimiento para los vecinos que habitan en el sector, en donde también se construyó el sistema de alcantarillado. La obra beneficia a 3.500 habitantes y su inversión supera los 911 mil dólares.

La obra es parte del gran proyecto de alcantarillado que se ejecuta en cinco frentes de trabajo en las parroquias de Tumbaco y Cumbayá. Contempla también el saneamiento y descontaminación de la quebrada mediante la construcción de colectores tipo túnel, interceptores sanitarios y redes de alcantarillado para controlar inundaciones. La inversión total es de 21 millones y sirve a 200 mil habitantes de las dos parroquias.

En el sector se construyó más de 1.800 metros de red de alcantarillado combinado, 50 pozos de revisión, un colector de hormigón armado de 408 metros a lo largo de la quebrada Yanahurco, además de dos túneles de 205 m.

“Esta era una quebrada cuya mejora fue solicitada por los vecinos durante muchos años. Antes, en épocas de lluvia, se tenía problemas de inundaciones e insalubridad, ahora esta zona es un espacio totalmente recuperado”, manifestó el gerente general de Epmaps, Luis Medina.

“Hace algunos años esto era una pestilencia sin alcantarillado ni sumideros. Las aguas lluvias se empozaban. Ahora esto es un relleno con un parque que cambió nuestra calidad de vida”, aseguró Janeth Gómez, quien agradeció a las autoridades municipales por el trabajo realizado.

Sonia Chiquimarca, moradora del sector agradeció al Municipio por este importante proyecto. “Esto significa alegría y confianza en una empresa que está trabajando en beneficio de una comunidad”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.