Finalizan trabajos de reubicación de la ciclovía en la av. Colón

Las brigadas de señalización de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas, Epmmop, finalizaron los trabajos de reubicación de la ciclovía en la av. Cristóbal Colón, entre la Plaza Artigas y la av. América. Ahora la ciclovía exclusiva está junto al parterre central, lo que brinda mayor seguridad a los ciclistas.

En total se instalaron 1205 bolardos: son elementos plásticos amarillos que permiten delimitar el carril exclusivo de la ciclovía. Conjuntamente, se implementaron 985 metros cuadrados de señalización horizontal para demarcar el carril mencionado.

A esta ciclovía, una de las primeras en ser implementadas en la ciudad, se la ha mantenido segregada. Es decir que se encuentra separada de los carriles viales de los autos, mediante elementos de seguridad vial. Además, se tiene planificado señalizar de forma integral la av. Colón en las siguientes semanas.

Vinicio Jiménez, habitante de esta importante arteria vial y ciclista urbano, considera que la reubicación tendrá un impacto positivo para los miles de ciclistas que ocupan este tramo. Él asegura: “me parece mucho más seguro del lado en que la han colocado. Antes teníamos muchos imprevistos, como ciclistas, con los carros que giraban en las intersecciones. Realmente esperamos tener menos accidentes que lamentar con esta reforma.”

Cabe indicar la preponderancia de esta ciclovía, debido a que este trayecto conecta varias universidades importantes para la ciudad, como la Pontificia Universidad Católica, la Universidad Politécnica Nacional, la Universidad Politécnica Salesiana, la Universidad de las Américas y la Universidad Central del Ecuador, por lo que actualizamos los estudios técnicos para efectuar una reforma vial que brinde mayor seguridad a estudiantes, profesores y personal de estas instituciones que se movilizan en bicicleta.

Se recuerda a los quiteños que todos los elementos implementados cuentan con materiales retrorreflectivos, como microesferas de vidrio para la pintura, film reflectivo en las señales verticales y cintas reflectivas en los bolardos, que mejoran la visibilidad de estas señales a distancias considerables o en condiciones de poca luz.

Hacemos un llamado a la ciudadanía para que protejan los elementos instalados y eviten dañarlos o retirarlos. Todas estas reformas buscan mejorar la movilidad de miles de habitantes del Distrito Metropolitano. Los recursos que se usan para estas acciones son de todos los quiteños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.