Se promueve intercambio de experiencias para la prevención y erradicación del trabajo infantil

La Secretaría de Inclusión Social desarrolló el encuentro virtual “Experiencias para la prevención, sensibilización y erradicación del trabajo infantil”, que contó con las disertaciones de varios expertos y la participación de más de 80 técnicos que laboran en el ámbito social.

El objetivo del conversatorio fue generar análisis, reflexión y plantear perspectivas sobre las prácticas de erradicación del trabajo infantil en el Distrito Metropolitano; en este contexto, se realizó la presentación de diferentes investigaciones y acciones que se ejecutan por parte de diversos actores sociales, además se conocieron experiencias que permitirán fortalecer el trabajo institucional para erradicar esta problemática en el distrito.

Fernando Sánchez Cobo, secretario de Inclusión Social del Municipio de Quito, en su intervención, dijo que estos coloquios brindan la oportunidad de generar innovación en las políticas públicas y las propuestas sobre la erradicación del trabajo infantil.

Berenice Cordero, consultora de temas sociales, participó con la ponencia ‘Contribuciones, Política y Gestión Trabajo Infantil en el Distrito’, detalló la distribución de esta problemática a nivel de cada provincia; examinó el impacto social de la pandemia especialmente su afectación a las mujeres y la disminución de los emprendimientos, también recalcó la necesidad de fortalecer las capacidades internas del cabildo capitalino, con un enfoque diferencial entre lo urbano y rural.

De su parte, Manuel Martínez, coordinador del Pacto de la Niñez y Adolescencia, enfatizó sobre los logros y los desafíos que tiene el Ecuador en materia de niñez y adolescencia. Manifestó que en la actualidad se habla que hay más o menos 400 mil niñas, niños y adolescentes que trabajan. Es un dato que, comparado con años anteriores, nos demuestra que la incidencia del trabajo infantil en el Ecuador está en incremento, explicó.

Para Ramiro Pinos, representante del MIES, los principales puntos de esta problemática son: pobreza, extrema pobreza, desempleo, falta de recursos económicos, violencia intrafamiliar, entre otros. Resaltó que no solo el Estado y las organizaciones públicas o privadas son las responsables de erradicar el trabajo infantil, “Un actor fundamental es la familia, si está no comprende que los niños deben estudiar, recrearse, acceder a servicios de salud y tener una buena nutrición, poco se podrá hacer”, subrayó.

Otros temas abordados en el conversatorio giraron en torno a diagnóstico del trabajo infantil en el Distrito Metropolitano de Quito; la importancia de trabajar en recolección de datos oficiales respecto de este tema, para hacer un seguimiento más cercano.

De esta manera, la municipalidad, en coordinación con varias instancias públicas y privadas, trabaja para enfrentar la problemática del trabajo infantil, mediante la articulación de acciones que permitan restituir los derechos a los menores.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.