Epmmop refuerza la seguridad vial de los moradores de Pisulí y La Roldós

  • Diariamente se implementan 900 metros cuadrados de señalización horizontal y 12 señales verticales en todos los barrios y parroquias rurales del Distrito.

Como parte del mantenimiento integral del sistema vial de la capital, el Municipio de Quito, a través de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) finalizó los trabajos de señalización en distintas calles de los barrios Pisulí y de La Roldós, ubicados al norte de la ciudad.

Las calles José de la Cuadra, Enrique Terán, Joaquín Gallegos, César Dávila, Miguel Zambrano, Aguilera Malta y los pasajes Pachacama y Luis Naranjo fueron parte de un plan de rehabilitación integral vial, que incluyó la repavimentación previa a los trabajos de señalización.

Las brigadas operativas ingresaron el 7 de marzo al sitio para la implementación de señales horizontales primordiales para una correcta movilidad en el barrio, entre estas se encuentran líneas divisorias de carril, flechas de direccionamiento y ceda el paso.

Es importante indicar que toda la señalización que implementa la Epmmop cuenta con elementos retrorreflectivos. En este caso, se usó pintura acrílica de alto tráfico, a la que se le adhirió microesferas de vidrio, un elemento que mejora la visibilidad en condiciones de poca luz. Se considera que el tiempo de duración de estas señales es de seis meses a un año en condiciones normales.

Agregado a esto, a pocos metros, sobre la calle N85 del barrio La Roldós, los grupos operativos realizaron el mantenimiento de cinco reductores de velocidad, implementados tras la repavimentación de la calle mencionada. Se recomienda a la comunidad reconocer estos elementos con el fin de reducir la aceleración del vehículo y evitar siniestros y daños en los vehículos.

Andrés Chizaguano, morador de la calle Aguilera Malta y quien transita diariamente por la N85, agradece las obras realizadas por el Municipio de Quito ya que considera que sus calles se han embellecido gracias a los trabajos realizados. Él afirma: “antes no se podía ni caminar por estas calles y el carro se pasaba dañando. Ahora da gusto transitar por el sector.  Mi familia y yo agradecemos mucho las intervenciones por parte de la Epmmop.”

Diariamente las brigadas implementan 900 metros cuadrados de señalización horizontal, 12 señales verticales en todos los barrios y parroquias rurales del Distrito Metropolitano en búsqueda de mejorar la seguridad vial de todos los quiteños. Se recomienda transitar por los lugares indicados, como los cruces peatonales y las líneas canalizadoras, en el caso de intersecciones semaforizadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.