Emicida y Guanaco el 20 de octubre en el Teatro Sucre

El Teatro Nacional Sucre recibe a Emicida, uno de los más importantes raperos brasileños de los últimos tiempos, junto al reconocido músico ambateño Guanaco. Será una noche llena de rimas y estilo a realizarse el viernes 20 de octubre, a partir de las 19:30.

Las entradas se encuentran a la venta en Ticketshow del CCI, El Bosque, El Recreo, Almacenes Rickie, Paseo San Francisco; y, boletería del Teatro. El costo de las entradas es: Luneta $10, Platea $15 y Palco $20.

La vida de Leandro Roque de Oliveira, acá Emicida, se la podría adaptar a la pantalla grande. En ella se ilustraría el viaje de un muchacho de la periferia norte de São Paulo que descubre la fuerza movilizadora que tienen las palabras cuando estas se encuentran con la música. La historia de un adolescente que cantó, con el estómago vacío y la frente en alto, hasta convertirse en un visionario del hip hop brasilero, con un horizonte tan extenso como la infinita combinación de sus versos.

Su nombre artístico lo ganó en las batallas de freestyle (rimas improvisadas). La destreza para ganar a sus rivales le dio la fama de exterminador de maestros de ceremonias (MCs). Un homicida del micrófono. En 2009 publicó su primer mixtape.

Mientras Emicida dominaba el escenario con rimas versátiles y originales, su hermano Evandro vendía este trabajo al público, a un precio inferior a un dólar.

Gracias al boca a boca distribuyeron más de 10.000 copias. Fue un éxito sin precedentes en la historia del rap paulista, así como el inicio de lo que llegaría a ser Laboratorio Fantasma, empresa que ambos hermanos crearon para administrar todas las actividades que giran alrededor de Emicida.

Pronto, se posicionó como una figura líder de la nueva generación brasileña de hip hop. Su discurso era magnético. La gente de a pie se identificó con sus letras sobre la vida precaria, la igualdad y su lucha contra el racismo. Su misión era clara: convertirse en portavoz de quienes nunca fueron escuchados.

De a poco, diferentes radios, revistas y festivales voltearon a ver a aquel rapero de piel oscura que pregonaba: La rua é nois (La calle es nuestra). Desde ese momento su carrera adquirió una velocidad inusitada: fue invitado a festivales como Coachella, Rock in Rio y SWU; realizó giras por Europa y gran parte de América; y sus canciones musicalizaron la película animada nominada al Oscar, O Menino e o Mundo, así como los videojuegos: Max Payne 3 y FIFA 15.

En la actualidad, Emicida es un artista que llega a congregar a cerca de 70.000 espectadores en algunos de sus conciertos y ha colaborado con músicos consagrados como Caetano Veloso, Wilson das Neves o Vanessa da Mata. Un rapero de 32 años que cada vez que recuerda su historia dice sin dudar: el hip hop salvó mi vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.