Jóvenes de Edén del Valle participaron en reforestación

Una nueva minga de reforestación de árboles en San Francisco de Cruz Loma, se cumplió el sábado 7 de abril, con la participación de vecinos del barrio Edén del Valle, como parte del proceso de formación de senderos naturales en el sector del Teleférico.

La minga de reforestación, coordinada por la Administración Zonal Manuela Sáenz (AZMS), el Teleférico de Quito y la Secretaría Metropolitana de Ambiente, inició a las 08:30, con la colaboración de 15 jóvenes del barrio el Edén, que apoyaron la siembra con mucho entusiasmo.

Marco Jiménez responsable de la Unidad de Ambiente de la AZMS, informó que las plantas que se siembran desde el mes de enero, son de Aliso, Pumamaqui y Polilepis. Una vez que llega el grupo organiza a los asistentes, que con palas y herramientas en mano procedieron a realizar los hoyos, plantar los arbolitos, poner agua en los que ya estuvieron plantados por otros grupos y hacer el mantenimiento a las plantas que están creciendo.

A Camila Bastidas de 14 años, le pareció una actividad muy bonita porque colabora para reforestar los pulmones que tiene la ciudad y “de paso nos divertimos entre vecinos”. Soledad Núñez, otra de las participantes, felicitó a los organizadores, ya que este tipo de actividades contribuyen a concienciar en los jóvenes la importancia de tener y cuidar los espacios verdes con los que cuenta la capital. “Cuando terminemos de sembrar iremos a disfrutar de este hermoso lugar, me encanta caminar”, afirmó.

Margarita Valladares sembró varios árboles junto a su hijo Diego Tabango, “nos fascinan las plantas, tengo un huerto en casa y disfruto mucho de sembrar, me siento agradecida con la Municipalidad por danos la oportunidad de colaborar con la ciudad.

Con las mingas de reforestación se espera completar más de 1.000 árboles sembrados que contarán con el mantenimiento del Teleférico de Quito y de las mismas personas que los plantaron a fin de garantizar la siembra y el crecimiento de la planta, “que es lo más difícil de conseguir”, explicó Marco Jiménez.

Informó además, que el año pasado se sembraron alrededor de 1.500 árboles en Cruz Loma y este año se espera sembrar un número similar en el mismo sitio y otros mil en diferentes espacios verdes de la Zona Centro a fin de motivar a los grupos a preservar el ambiente.

En éste año iniciamos la siembra a fines de enero y hasta el momento hemos ido con alrededor de seis grupos juveniles y de instituciones educativas como el Colegio Virgen del Consuelo de San Marcos que también apoyaron en la siembra. Continuaremos con esta actividad durante todo el año, así que los grupos que deseen ser parte, pueden inscribirse en la Unidad de Ambiente de la Zona Centro ubicada en la calle Chile y Guayaquil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *