12 colegios participaron en la Décimo Cuarta Edición del Festival del Piropo

Con poesía y galantería comenzó el homenaje a la urbe por los 484 años de fundación. En el Salón de la Ciudad se desarrolló el Décimo Cuarto Festival del Piropo, con el tema Quito Patrimonio Cultural de la Humanidad y  la participación de 12 instituciones educativas, pertenecientes a la administración La Delicia.

El Club de Poesía inició el  evento con la exclamación de poemas relacionados a la mujer y flor quiteña, a los barrios tradicionales como La Loma Grande,  el Metro, a la ciudad, entre otras temáticas. En el caso de los colegios iniciaron teatralizaciones y coreografías con los personajes tradicionales: Evaristo, El Chulla Quiteño, El padre Almeida, La Llorona, etc.

Previo al festival, los estudiantes participaron en un taller de motivación a las artes escénicas y creación literaria, donde poetas del Club de Poesía compartieron sus experiencias y conocimientos con un grupo de 80 estudiantes, quienes desarrollaron ejercicios de composición literaria.

Junto con el festival, el Municipio de Quito edita un libro, de distribución gratuita, con las creaciones de los poetas del Club de Poesía y de los estudiantes.

Efraín Cepeda Pazmiño, el Rey del Piropo, dice que él lo practicaba desde hace unos 70 años, en el tradicional barrio La Tola. Desde joven se reunía con sus amigos en la esquina del barrio a contar cachos, comentar de política, problemas del sector y cuando  pasaba una chica guapa  se entusiasmaban e inventaban los mejores piropos.

“Pensé que esto debía convertirse en una tradición de los quiteños por eso  en el 2002 formé el Club de Poesía La Delicia y a la fecha se realizan  14 festivales  del piropo con auspicio del municipio y de todos los distinguidos alcaldes que han apoyado esta laborar cultural. El piropo debe tener armonía , musicalidad, un mensaje  o flash corto. Por ejemplo de las leyendas quiteñas me he referido a la piedra de Cantuña. De la  piedra de Cantuña una joya quiero hacer y adornar el bello pecho de ti, divina mujer”, concluyó el Poeta.

Santiago  Basantes, del colegio Alvernia, manifestó que su presentación se refiere a un pasacalle tradicional de Quito, que es la cultura que ha tenido ciudad  desde tiempos antiguos y es importante que  no se pierda. “Yo creo que hay que dar una mejor impresión a la persona que nos gusta, tratarla bien, respetarla, eso es bien importante”, reiteró Basantes .

Humberto Almeida, administrador de La Delicia, indicó que  este festival gira en torno  al rescate de la quiteñidad y los  valores de la cultura de Quito.  El Club de Poesía  de la Delicia,  los departamentos de lengua y literatura de cada uno de los colegios, capacitan y preparan a los estudiantes.

Los colegios participantes fueron: Alvernia, Eugenio Espejo, Santo Domingo Sabio, Alfonso del Hierro, Lasalle, Nacional Calacalí, Colegio  Cotocollao, Técnico Mitad del Mundo, Patrimonio de la Humanidad, Pomasqui, Casa de la Cultura, etc.

“Esto no es un concurso sino un festival en donde se realizará la publicación de un libro con la selección de los mejores piropos que han trabajado cada uno de los chicos en los colegios”, informó Almeida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *