Más de 300 mil personas participaron en eventos culturales en La Delicia

Los parques, plazas y espacios públicos, de la zona La Delicia, fueron el escenario para el desarrollo de 334 eventos culturales, que se realizaron entre 2014 y 2018, en los barrios y parroquias de esta Zona.

Festivales, desfiles, serenatas, ferias son algunos de ellos, organizados por el Municipio de Quito, con el fin de fortalecer las expresiones artísticas y culturales, que se manifiestan en la ciudad, y que convocaron a 344 mil personas.

Los habitantes de Cotocollao y Carcelén, por ejemplo, recibieron con alegría las comparsas de carnaval.  Así mismo, en marzo, el valle sagrado de la cultura Yumbo, en Nanegalito, celebró, cada año, la llegada del fuego nuevo, con el Ritual del Equinoccio.

En junio, los cascabeles de la vestimenta de los yumbos, sonaron con una semana de anticipación a la fiesta de la Yumbada de Cotocollao, una expresión de la danza ancestral, muy relacionada con los volcanes, los cerros y las montañas.

“Mi nombre cuando danzo es Santa Elenita Tungurahua” asegura Fanny Morales, cabecilla de la Yumbada. Los yumbos danzan por cerca de 3 días en la plaza de Cotocollao.  Cada uno de los 70 danzantes tienen el nombre de una montaña.  Diego Simbaña, miembro de la yumbada, menciona que su cerro lo llamó mediante un sueño, su nombre es Urcu Yaya Imbabura.

En el mismo mes se celebra la quema de la chamiza, en San Enrique de Velasco.  La fiesta busca fortalecer las expresiones culturales y los saberes del pueblo originario Kitu Kara, en ella se practican tradiciones comunitarias como la minga, la mesa compartida, acompañada de la danza de los sanjuanes y la quema de lo recogido en la minga.  Cada encuentro convoca a cerca de mil personas.

Pero la gestión cultural de la zona La Delicia, no se limita solo a la organización de eventos, sino a fortalecer colectivos culturales como es el caso de las bandas de pueblo.  11 bandas se encuentran, en la actualidad, en la escuela de músicos, con la participación de 39 personas. Lo mismo sucede con el colectivo de cultura urbana, donde participan 5 agrupaciones de la parroquia El Condado, Pomasqui y San Antonio de Pichicha.

 “Con el aerosol transmitimos nuestro mensaje a la ciudad, somos 152 personas del colectivo Octopuz Ink.  Antes no teníamos apoyo, por el prejuicio que existe hacia la cultura urbana, pero desde la zona La Delicia nos abrieron espacios y nos apoyaron con eventos puntuales que se hacen cada año, como festivales de hip hop y pintura de graffitis”, menciona Luther Delgado, representante de la Cultura Urbana del Noroccidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *