Se iniciaron las pruebas dinámicas del tren del Metro de Quito

La Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito informa a la ciudadanía que esta semana se iniciaron las primeras pruebas dinámicas sobre rieles del tren del Metro de Quito, entre las estaciones de Jipijapa e Iñaquito.

Estas pruebas consistieron, principalmente, en verificar el acople y rodaje de los 6 vagones que conforman el primer tren del Metro. Del mismo modo, se pusieron a prueba el acondicionamiento de los implementos y equipos de seguridad. A diferencia de las primeras pruebas realizadas en talleres y cocheras, en el sector de Quitumbe, estas se realizaron ya sobre rieles electrificados, constituyendo un primer desplazamiento real del tren en el túnel del Metro de Quito.

Además, cabe destacar que estas fases de pruebas contaron ya con sus dos primeros operarios, que, previamente, realizaron procesos de capacitación en España y que, a futuro, estarán a cargo de la capacitación del resto de operadores que formarán parte de la Línea 1 del Metro de Quito. Estos dos operadores son orgullosamente ecuatorianos.

Con satisfacción se va cumpliendo otro hito más en el proyecto de infraestructura vial más grande del país.

El tren del Metro de Quito es una unidad eléctrica bidireccional, compuesta de 6 vagones, dos de ellos vagones remolques con cabina, ubicados en los extremos del tren; y cuatro vagones motores intermedios.

Las cabinas disponen de un puesto de conducción centrado de amplia visibilidad, puertas de acceso de cada lado para el personal de operación y una tercera puerta que comunica al compartimiento de pasajeros.

La tensión eléctrica de alimentación del tren es de 1500 VCC.

Otras características de los trenes de Metro de Quito:

Cada tren tendrá una capacidad máxima de 1.500 pasajeros, es decir, diez veces la capacidad de un Trolebús o 6 biarticulados.

Cada tren dispondrá de 144 asientos, 24 por vagón.

El tiempo de vida útil de los trenes es de 35 años cada uno, o 4´500.000 km.

Están dotados de un sistema de información al usuario: letreros electrónicos de información, avisos sonoros, detección de incendios, etc.

Están diseñados para atender las necesidades de pasajeros con discapacidad al contar con espacios específicos dentro de los vagones para sillas de ruedas, asientos preferenciales.

En caso de una emergencia en la unidad, incluyendo una situación de acoso, robo, etc., el pasajero podrá contactarse, a través de un intercomunicador ubicado en los vagones del metro, directamente con el operador del tren el cual a su vez se comunicará con el puesto de control central donde habrá personal de seguridad.

Tendrán una velocidad promedio de 40 km/h, aunque la velocidad máxima que puede alcanzar la unidad es de 100km/h.

Ante la necesidad de evacuar los trenes, éstos tendrán escaleras semiautomáticas accionadas por el conductor para llevar a los pasajeros hasta el nivel de rieles y así proceder a la evacuación hacia superficie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *