Se desarrolló evento deliberativo de rendición de cuentas 2018, en La Delicia

Como parte del proceso de rendición de cuentas del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, respecto a la gestión 2018, la Administración zonal La Delicia desarrolló el evento deliberativo, el miércoles 24 de abril, en las instalaciones de la Casa Somos Roldós-Pisullí.

Al evento asistieron miembros de la Asamblea Zonal, asambleas barriales, líderes y lideresas de organizaciones comunitarias, entre otros.

La metodología para el acto planteó una primera parte, en la que se presentaron los resultados de la gestión de la zona, de acuerdo con los 3 ejes del Plan Metropolitano de Desarrollo y Ordenamiento Territorial del Distrito, que incluye la Ciudad de Oportunidades, Ciudad Inteligente y Ciudad Solidaria.

El administrador, Humberto Almeida, destacó la ejecución del 91% del presupuesto zonal, en obras y proyectos sociales de presupuesto participativo; temas de promoción de desarrollo económico; eventos culturales;  reducción de riesgos y seguridad; promoción de derechos; espacios saludables; cuidado ambiental; y otros.

El segundo momento tuvo que ver con las mesas de trabajo, con los mismos ejes del Plan Metropolitano.  En ellas, se plantearon dos preguntas generadoras: ¿Qué aspectos positivos deben fortalecerse y mejorarse? y ¿Qué aspectos se deben corregir para mejorar la gestión municipal?

Por ejemplo, en la mesa de Ciudad de Oportunidades, la comunidad solicitó continuar con los recorridos de promoción turística de las parroquias de la zona y, en cambio, facilitar los trámites para la ejecución de ferias productivas.

Angelita Salguero, del barrio Villas Aurora, participó en la mesa de Ciudad Solidaria, es promotora comunitaria de derechos y menciona que la rendición de cuentas es importante porque es una manera de informarse de la inversión de los recursos públicos, en los barrios y sectores.  “En la casa hacemos lo mismo, rendimos cuentas, cuánto más las instituciones públicas, deben hacerlo”, indica.

En la mesa de Ciudad Solidaria, se solicitó dar continuidad a la ejecución de obras mediante la modalidad de presupuesto participativo, porque es un mecanismo que involucra la decisión de la ciudadanía.

El trabajo de Ciudad Inteligente centró su discusión en cómo mejorar la coordinación entre el Municipio de Quito, la comunidad y otras instituciones.  Destacó la ejecución de obras, como la piscina de Pomasqui y enfatizó la importancia del control a las actividades que atentan contra el medio ambiente.

“Es necesaria la rendición de cuentas como una responsabilidad de la Institución Municipal de dar a conocer sus resultados y por otra parte que, como ciudadanos, podamos hacer un seguimiento real a la gestión”, menciona Henry Medrano, representante del barrio La Cristianía y miembro del Consejo Zonal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *