Museo: un espacio de apropiación comunitaria para vivir la cultura

Niños y niñas de la comunidad aledaña a Yaku Parque Museo del Agua fueron parte de una propuesta cultural, que los acercó más a la música clásica.

Como parte de la programación del “III Festival Música Ocupa” que se lo vive en el Distrito Metropolitano de Quito, estudiantes de las escuelas “Artigas” de San Roque y “San José” del barrio “El Placer” formaron parte de un encuentro interactivo y de diálogo, junto a la agrupación SONUS Ensamble / Ensamble de la Orquesta Sinfónica de Cuenca.

La actividad desarrollada este 12 de junio, se inició a las once de la mañana; la Caja de Cristal del Museo del Agua se encendía de color y de interesantes sonidos que los pequeños no habían escuchado, en especial por la forma cómo se las estaban presentando: vivir piezas del repertorio clásico universal, que han conmovido a miles durante siglos, e identificar los instrumentos que ayudan a que estas se composiciones deleiten a las personas.

En la ciudad, hace tres años, se lleva a cabo el Festival Música Ocupa que es un proyecto que busca acercar la música clásica a la gente, de manera innovadora, para crear nuevos diálogos con públicos cada vez más diversos. Los conciertos de dicho Festival se presentan de manera gratuita en lugares fuera de contexto para este tipo de música: mercados, plazas, cementerios, cárceles y espacios públicos, al igual que edificios patrimoniales de la ciudad; con el fin de alcanzar audiencias distintas que seguro vivirán experiencias únicas y enriquecedoras

En este contexto y a través de un trabajo coordinado con Fundación Sol de Primavera, Inconcerto y Yaku, se decidió activar esta propuesta con el fin de que más de cien estudiantes de las escuelas aledañas al Museo del Agua, puedan ser parte de un encuentro que les permita descubrir este hermoso arte que se conoce brinda distintos beneficios a quienes la escuchan, en tanto tienen la posibilidad de activar emociones, aportan a la concentración, procesos de aprendizajes, entre otros aportes.

Esta propuesta se articula con uno de los ejes fundamentales de Yaku, que se centra en su accionar en territorio y acercar el museo a las comunidades, a los colectivos y que se activen distintas formas también de vivir la cultura y lo que se gesta en este espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *