Un paraíso natural a pocos minutos de Quito: Reserva de Yanacocha

Este majestuoso edén natural ubicado en la ladera occidental del volcán Guagua Pichincha, a pocos minutos de la capital, comprende una superficie total de 1.203 hectáreas que acogen una diversa fauna y flora. Por más de un siglo esta reserva ha sido considerada como una de las principales fuentes de agua para la ciudad.

La Reserva de Yanacocha localizada entre los 3.080 hasta los 4.440 msnm fue creada en el 2001 y conforma el hábitat de más de 120 especies de aves típicas de los bosques húmedos de alta montaña y de páramos, entre ellos las tangaras, colibríes como el “zamarrito pechinegro” declarado como “Ave Emblemática del Distrito Metropolitano de Quito” en 2005 y el cóndor andino que se lo puede observar sobrevolando la Reserva.

Entre los mamíferos que habitan este santuario natural, podemos citar al oso de anteojos “Especie Emblema de la Ciudad”, al igual que mamíferos como el tigrillo chico, el puma, el lobo de páramo, el coatí andino y el venado colorado enano.

Los turistas pueden disfrutan de tres horas de caminata a través de cuatro senderos y cuatro túneles artificiales que atraviesan la montaña y permiten contemplar la gran biodiversidad del sitio. El aviturismo y el camping, también, son parte de las actividades que se pueden desarrollar en este santuario natural.

Una gran variedad de orquídeas y bromelias se pueden observar a lo largo del camino que trasladan a un gran mirador, donde se puede apreciar el cráter del volcán Pichincha. En este lugar los turistas pueden encontrar desde una tienda de regalos, una cafetería, hasta bebederos y comederos de aves y mamíferos.

Yanacocha es una de las reservas más conocidas de la fundación “Jocotoco”, encargada de proteger y custodiar al menos 10 reservas de bosques en el país, promoviendo la conservación de unas 850 especies de aves en alrededor de 15.000 hectáreas de bosque.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.