Museo de Perucho recibe un nuevo huésped de 700 años de la cultura Caranqui

En junio de 2019 se desarrolló el rescate arqueológico de una osamenta en la parroquia Perucho, lo que causó asombro entre la comunidad de lugar, debido a que los restos fueron encontrados a un costado de la carretera que se dirige a esta parroquia.

Arqueólogos del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), determinaron que se trata de una osamenta que correspondería a una mujer de unos 35 a 45 años de edad y de una estatura de aproximadamente un metro y medio.

Este descubrimiento permite recopilar datos históricos sobre la temporalidad de los restos óseos, así también, conocer detalles sobre los minerales encontrados en el sitio, estableciendo una hipótesis sobre la presencia de comunidades indígenas que habitaron este lugar.

Esta revelación antigua, tuvo el aval del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) para la ejecución de la excavación y donde participaron de personeros del Gobierno Descentralizado de Perucho así como de moradores del lugar.

“La osamenta se encuentra en buen estado de conservación y puede ser puesta en valor en una muestra arqueológica”, dice Raúl Codena, director Ejecutivo (e) del IMP quien agregó que estos hallazgos permiten revalorizar la identidad de los ecuatorianos y que es una responsabilidad del instituto encaminar esfuerzos para su cuidado y conservación una vez realizados los estudios e investigación correspondiente.

A fin de realizar la entrega oficial de este hallazgo al museo del GAD de Perucho, ubicado en las afueras de la ciudad, desarrollará una muestra museográfica, con la presencia de: Raúl Codena, Ana Cristina Romero, Administradora Zonal Eugenio Espejo; Sergio Gómez, Presidente del GAD Perucho y Joaquín Moscoso, director Ejecutivo del INPC.

Estudiantes de la Escuela de Arqueología de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, colaboraron con los estudios y análisis en los laboratorios de arqueología del IMP, ubicados en la Reserva Rumipamba, donde se pudo definir los siguientes aspectos: género femenino, estatura aproximada de 1,50 metros, de entre 35 y 45 años edad, además, perteneció a la etnia Caranqui y fue enterrada hace unos 700 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *