Control de calidad de agua garantiza un mejor estilo de vida de los quiteños

En el moderno laboratorio se realizan estudios microbiológicos de los protozoarios, Cryptosporidium, Giardia y otros organismos que provocan enfermedades gastrointestinales. Es el único a escala nacional que realiza este análisis. Anualmente, la Epmaps realiza más de 18 000 análisis en su laboratorio avalado por el SAE con la certificación ISO 17025.

Consuelo Pachacama recuerda que hace 20 años tenía que hervir el agua para cuidar la salud de sus hijos. En el barrio Matilde Álvarez, en Guamaní, se abastecían por mangueras desde las vertientes por lo que era impensable beberla directamente del grifo, sin embargo, ahora esa es una costumbre. “Por aquí nadie compra agua en botellón, el agua de Quito es sabrosa, fresca y pura”, asegura.

Para que el agua llegue apta para el consumo humano a todos los hogares del Distrito Metropolitano de Quito, pasa por un largo proceso de control desde las fuentes, pasando por las redes de conducción, la potabilización y la distribución.

En todas estas fases, históricamente, la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps-Agua de Quito) ha realizado un minucioso análisis de calidad.  Pero, para optimizar este proceso, en el 2 000, Agua de Quito puso en funcionamiento el laboratorio de control de calidad.

Desde ese año, Consuelo no solo se benefició del nuevo sistema de Agua Potable Mica Quito Sur que distribuye el líquido vital a todo el extremo sur de la ciudad con la Planta de Tratamiento El Troje; sino también, del moderno laboratorio que monitorea y analiza la calidad del agua que llega a la ciudad

Son 18 servidores entre biólogos, microbiólogos y químicos, totalmente entrenados en las diferentes técnicas analíticas y comprometidos con su trabajo, lo cual permite tener resultados confiables, condición que desde la creación del laboratorio ha sido rigurosamente observada. “Nuestra función es garantizar a la ciudadanía la mejor agua, cumpliendo todas las normativas vigentes”, sostiene el Jefe del Departamento de Control de la Calidad del Agua, Edgar Pazmiño.

Esto permitió que en 2006 el Laboratorio de Control de Calidad de Agua de Quito sea acreditado por el Servicio de Acreditación Ecuatoriano (SAE) por la competencia técnica para la ejecución de ensayos; y por eso se entregó una nuevo Certificado de Renovación de la Acreditación, que ratifica el cumplimiento de todos los parámetros técnicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.