Escultura contra la violencia se entregó a la ciudad

En el icónico parque de La Alameda, este jueves 10 de diciembre se entregó, de forma simbólica, una escultura de madera realizada por el concejal Juan Manuel Carrión, a través de la que se extiende un mensaje a todos los quiteños y ecuatorianos sobre la necesidad de la reconciliación, diálogo y no violencia.

El trabajo se realizó con dos troncos de madera de uno de los árboles que fueron vandalizados durante las manifestaciones y por eso se constituye en un recordatorio para que episodios como los que ocurrieron en esas fechas no vuelvan a suceder. La estructura tiene botellas rotas, piedras y un colibrí que se agita con el viento.

En su intervención, el alcalde de Quito, Dr. Jorge Yunda Machado, recordó las movilizaciones sociales de octubre de 2019, que generaron afectaciones en varios espacios públicos de la ciudad.

“Este es un llamado para ser más tolerantes, disuasivos y solucionar nuestras diferencias con diálogo, con tesis, con propuestas. Eliminar la violencia más aún, en la política, que muchas veces ni te conocen, ni confirman la información ni siquiera se dan el tiempo de leer o de informarse. Solamente porque alguien lo dijo comienzan a destilar odio, y eso tenemos que erradicar especialmente en la política para juntos salir adelante”, señaló.

Juan Manuel Carrión, autor de esta escultura, manifestó que el parque de La Alameda es el espacio de los quiteños y en sus recorridos diarios por este lugar le impactó mirar como un elemento natural centenario fue vandalizado, agredido y atacado.

Ante esa realidad quiso transformar ese tocón carbonizado en un monumento artísticamente concebido con el mensaje: “Resurgir desde las cenizas. Dejar marcado que la no violencia como una acción, como una actitud activa no pasiva es la vía para que cuando, a futuro, estemos confrontados, que el camino sea discernir y enfrentar, pero que la violencia no sea la manera de procesarla.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.