Parroquia eclesiástica San José de La Libertad celebra 75 años de fundación

El barrio San José de la Libertad, ubicado en la Colmena Baja, nació en 1956 y cumple 75 años de vida. La Colmena es uno de los sectores más grandes del Centro Histórico y está conformado por 10 barrios: Colmena Alta, Colmena Centro, Colmena Baja, Nueva Aurora, Nueva Colmena, Comité 7 de abril, Los Dos Puentes, Ciudadela Bermeo, Santa Lucía Alta, Santa Lucía Media y Nuestro Hijos.

La zona nació a principios del siglo XX como parte del proceso de migración emprendido por los moradores del casco antiguo de la urbe hacia los extremos de la misma, en un fenómeno similar al ocurrido en La Mariscal. Pero a comparación de esta, que albergó a las familias pudientes, en La Colmena se asentaron obreros, militares y también personas de otras provincias.

El nombre del sector, según el libro La Colmena, Memoria Histórica y Cultural se debe a varios factores. Uno de ellos fue que, a principios de la anterior centuria, el lugar estaba lleno de bosques y había cientos de panales de abejas o colmenas; de igual manera, otra versión señala que cuando el lugar empezó a poblarse, había cientos de casas blancas que le daban ese aspecto.

El proceso de poblado de la zona se produjo a partir de la segunda mitad del siglo XX, cuando la mayoría de quintas y bosques que la formaban fueron lotizados; además, se rellenó la quebrada del mismo nombre.

Los moradores más antiguos comentan que una de las particularidades de La Colmena era la solidaridad que mostraban las personas en actividades tan disímiles como la construcción de obras comunitarias, así como en la organización de eventos festivos, culturales y deportivos.

La Libertad es el eje de la terraza de Quito porque desde allí se pueden observar, en un ángulo completo a Quito, la cadena de volcanes, el ramero del Centro Histórico, el norte e inclusive los valles, es uno de los pocos espacios en la ciudad que tienen esa espectacular mirada.

La Libertad es el único punto de la ciudad donde se encuentra un Museo en el lugar exacto donde ocurrió un hecho histórico, al que se puede acceder por la av. De los Libertadores y desde el barrio Nueva Aurora.

Cuando se pasea por el sector de La Colmena surge la sensación de tener a la ciudad bajo nuestros pies. Esta ilusión óptica propia del hondón quiteño merece ser disfrutada por todos quienes habitan en la ciudad.

Un grupo de gestores culturales trabaja desde hace algunos años para materializar este objetivo, estableciendo un puente entre el patrimonio natural y el intangible de este sector, en el cual se prioriza al ser humano, los afectos y la buena vecindad.

En este sentido, Cumandá Parque Urbano ha aportado en la creación del espacio virtual ‘Comunidades Cumandá’ creado para presentar las propuestas y procesos sociales de cada organización, gestor y barrio, de forma incluyente y diversa.

Además, la elaboración del ecosistema social Cumandá es una propuesta que plantea crear un concepto y una práctica viva de todos quienes forman parte de esta comunidad, desde sus mediadores, gestores y personal administrativo hasta alcanzar los actores que habitaban el parque y también de los barrios que se sitúan en los alrededores.

Así nuestra querida Colmena ha venido fortaleciendo los sentimientos de pertenencia e identidad hacia Quito, estas iniciativas ciudadanas generan la posibilidad de acceder a mejores condiciones de vida para los vecinos, a la democratización del conocimiento y, lo más importante, a rescatar el lado más sensible de la historia y del patrimonio: la importancia de crear verdaderos lazos de amistad, respeto y solidaridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.