Equipo veterinario hizo chequeos anuales a varios animales

‘Suro’, el más joven de los osos de anteojos que viven en el Zoo, fue sometido a un examen minucioso para conocer cómo se encuentra de estado físico a sus 18 años, que es la edad aproximada de este animal.

La intervención requirió la participación de todo el equipo veterinario apoyado por zoocuidadores y zoocuidadoras, personas del programa de voluntariado, así como de otros profesionales médicos particulares que brindaron su apoyo en los procedimientos.

El chequeo incluyó eco de abdomen, ecocardiograma, toma de muestras sanguíneas, radiografías de su cráneo, rodilla derecha, tórax, entre otros análisis.

Cumplir con este procedimiento una vez al año es necesario para los animales que habitan en el Zoo, sobre todo los que tienen una edad avanzada y son propensos a tener más frágil su salud.

Pero esta revisión no ha sido la única, el equipo médico del Zoo también efectuó el chequeo anual a los venados, pecaríes y aves albergados en este centro de rescate.

Esto es parte del programa de medicina preventiva del departamento de Bienestar Animal del Zoo, cuyo objetivo primordial es obtener datos que aportan información actual del estado de salud de los animales evaluados, como su peso, condición corporal, medidas morfométricas, muestras de sangre, niveles cardíacos, condiciones oftalmológicas y otros indicadores.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.