Continúa desobediencia ciudadana

Este fin de semana se intensificaron los operativos de control ante la desobediencia ciudadana con el fin de evitar más contagios de COVID-19.

En el sector de Rancho Los Pinos, en la Argelia Alta, en un operativo interinstitucional, el Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano de Quito, Policía Nacional, Agencia Metropolitana de Control (AMC), y Secretaría de Seguridad intervinieron una fiesta clandestina con alrededor de 300 personas que no contaban con las medidas de bioseguridad.

Se desalojó el espacio en donde estaba montada una tarima para orquesta, consumo de licor y ventas de alimentos. Entre los asistentes se encontraban niños.

Se exhorta a la comunidad a no relajarse, evitemos aglomeraciones por nuestra salud y la de nuestra familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.