Microrregional La Marín mueve el comercio y los destinos al valle

La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas, Epmmop, administra las terminales microrregionales La Ofelia, Río Coca y La Marín; esta última es la que registra mayor movimiento. Su ubicación, cerca al Centro Histórico, la hace estratégica para que a diario reciba aproximadamente a 10 650 usuarios.   

En la terminal microrregional La Marín, mejor conocida como Playón, se toma el pulso de una ciudad pujante. Construida sobre la avenida Pichincha, centro de Quito, y vecina de los barrios tradicionales del Centro Histórico, por sus 2725 m2 se mueven diariamente cerca 10 650 usuarios. Esta cifra, hasta antes de la pandemia, era el doble.

Erwin Duarte, inspector de caseta -que trabaja en la Epmmop hace 11 años y  desde hace 2 en La Marín- afirma que en las últimas semanas empezó a “reactivarse el movimiento y con esto la actividad comercial”.

Detalla que de lunes a sábado ingresan y salen unidades con la capacidad permitida del 75 % de aforo. Entre los atractivos turísticos más comunes están: Amaguaña, Capelo, El Choclo, Conocoto, La Merced, Pintag, San Rafael, Sangolquí, Tambillo y El Tingo.

La pareja integrada por Jorge Ramírez y Patricia Chango viven en Quito, pero tienen familia en La Merced. Ambos viajan al menos una vez por semana para visitar a sus abuelitos y traer frutas frescas del lugar.

Patricia sostiene que tomar el transporte desde La Marín la hace sentir más segura. “Viajamos sentados y eso es bueno, además nos cuidamos de la pandemia, no nos sacamos la mascarilla”.

La estación no solo representa el embarque y desembarque de pasajeros, que se dirigen hacia más de 46 destinos del Distrito y la provincia. ¡Es más que eso!

En la microrregional también existe un patio de comidas donde convergen 12 locales y 2 bazares; uno dedicado a la venta de insumos tecnológicos y el otro con servicios de cabina telefónica. Todos pertenecen a la asociación Líneas del Valle y su presidenta es Luzmila Morales.

Se ofertan desayunos, almuerzos, platos especiales como pescado frito, guatita, mariscos, seco de pollo, batidos, jugos, morocho, entre otras delicias de la comida típica de la ciudad.

Doña Luzmila comenta que la asociación se reactivó cumpliendo el protocolo de bioseguridad, instalando lavamanos portátiles para los clientes y asumiendo el compromiso de mantener un buen servicio.

“Estamos organizados, nos cuidamos, gracias a Dios ninguno de los compañeros ha caído enfermo en esta pandemia”. Añade que la “gente ya nos conoce, quienes vienen aquí para irse de viaje pasan por nuestros locales para comer alguito”.

La terminal microrregional La Marín está operativa de lunes a domingo, de 05:00 a 21:00. Tiene 7 andenes de embarque y 1 de desembarque. Cada operadora tiene un máximo de 3 minutos para permanecer en la estación y salir.

Si sale de viaje recuerde cumplir con el protocolo de bioseguridad: uso de la mascarilla, mantener los 2 metros de distancia y desinfectar sus manos de manera constante.  ¡El virus no se ha ido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.