Los intercambiadores se ponen bonitos

  • El cuidado y manteamiento del espacio público es obligación de todos

“Cuidemos el espacio público y no lo vandalicemos. Por favor vecinos con nuestro mismo dinero se hacen estas obras y es la obligación de todos cuidarlas. Denunciemos a quienes dañan a nuestra amada ciudad”, fueron las palabras de Ligia Sangoquiza mientras observaba al intercambiador del “Caballito” de Chillogallo que fue grafiteado.

La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas, Epmmop, realiza el mantenimiento de la infraestructura vial como es el caso de los intercambiadores con diferentes actividades que incluye: trabajos en espacios verdes, construcción de rampas de acceso universal para personas con discapacidad, reparación de aceras, bordillos, arreglo de jardineras, pintura de paredes, muros, barandas, borrado de grafitis, retiro de pegatinas, señalización y en algunos casos rehabilitación vial.

Al momento se trabaja al norte en el intercambiador de “La Y”; al sur en el “Caballito” de Chillogallo ubicado en la intersección de las avenidas Morán Valverde y Mariscal sucre y en el intercambiador de la Alonso de Angulo en la Villaflora.

Otros intercambiadores que ya fueron intervenidos son: el de San Blas, ubicado en la intersección de las avenidas 10 de Agosto, Gran Colombia y Pichincha, en el puente vehicular de la Yaguachi; en el puente de “El Guambra”;  Guajaló y en la intersección de las avenidas Orellana, 10 de Agosto y Eloy Alfaro.

La inversión entre estas obras supera el medio millón de dólares (USD502.983,10). “Es nuestro mismo dinero el que se usa para estas obras y no podemos permitir que dañen a nuestra ciudad, debemos ser veedores y denunciar a los infractores”, manifestó Francisco Salazar, quien también se indignó al ver que el intercambiador de Carapungo fue grafiteado luego de unos pocos días que finalizó su intervención.

Sanciones

El artículo IV.3.105 del Código Municipal (contravenciones de segunda clase y sus sanciones) determina que serán reprimidos con multa de 0,5 de la remuneración básica unificada mensual a quienes cometan entre algunas contravenciones: Atentar contra la mampostería o bienes que constituyeren espacio público o privado, y formen parte del mobiliario urbano, perpetrando sobre ellos como rayados, pintas, graffitis, ubicación de afiches en zonas no autorizadas y similares a través de toda expresión escrita de cualquier naturaleza, realizadas con cualquier tipo de spray, brocha, pincel y pinturas, o con cualquier otro elemento de similares características, con la finalidad de preservar el ambiente.

Dentro de las sanciones se menciona además trabajos comunitarios y si hay reincidencia se duplica el monto. También, es importante determinar que estas acciones son consideradas infracciones flagrantes, es decir que si el infractor es sorprendido en el momento del ilícito por un funcionario de la Agencia Metropolitana de Control quien procederá a la aplicación de las sanciones correspondientes.

Cabe mencionar que, en el ámbito del fomento de expresiones artísticas alternativas, el Municipio las apoya siempre que cuenten con la respectiva autorización, de acuerdo a las condiciones y requisitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.