En el 2017 más de 152 mil personas disfrutaron de las actividades del Yaku

El año 2017, cierra en el Distrito Metropolitano de Quito con resultados positivos en el área de cultura. Un total de 152.262 personas disfrutaron de las diferentes actividades que el Yaku Parque Museo del Agua puso a disposición de la comunidad.

Según las estadísticas, 132.678 personas disfrutaron de la oferta expositiva permanente de Yaku Parque Museo del Agua a los que se suman 19.584 participantes de eventos y actividades itinerantes, complementarias y comunitarias, llegando a un total de 152.262 personas que vivieron una experiencia en el Yaku durante el 2017.

Yaku Parque Muse del Agua es un espacio cultural de la Fundación Museos de la Ciudad del Cabildo Capitalino, cuyo objetivo central es la generación de una ciudadanía por y para el agua.

Exposiciones como Museo de Sitio, Planeta Agua, Sendero Ecológico Pumamaki, Achachay, Biota Máxima, Mediagua, Riesgollacta, Ruta Quebradas y Samay estuvieron abiertas durante todo el año a niños, jóvenes y adultos para su disfrute; buscando despertar, a través de distintos recursos educativos y museográficos, el interés ciudadano y el compromiso ambiental.

Mediante una amplia agenda educativa se logró llegar a más 10.152 personas con talleres, presentaciones artísticas, ferias, cuya línea de trabajo se centró en brindar distintas experiencias significativas que permitan tanto a chicos como a grandes vivir el museo, y recordar el rol que cada ciudadano tiene con el entorno natural, y que para su preservación pequeñas acciones hacen el cambio.

Por otro lado, y reforzando el eje comunitario, el Museo del Agua trabajó varios proyectos de conexión barrial que se enmarcaron en la Resolución A015 de los Derechos Culturales de la Ciudad impulsados desde el Municipio de Quito y que hacen referencia al acceso y participación en la vida cultural, como la ocupación del espacio público, la experiencia de la cultura y los diálogos creativos. Proyectos como “Noche de vecinos”, trabajo con huertas con adultas mayores, son algunas propuestas que se fueron gestando y con las cuales se llegó en el 2017, a más de 3.196.

Con proyectos icónicos como el “Yaku Viajero”, el museo decidió salir de su espacio para llegar a los barrios y comunidades, con un mensaje lúdico e interactivo de consumo responsable de agua en la ciudad. Con festivales como “Agua Viva, Viva el agua” se llegó activar por primera vez una propuesta artística de celebración y canto al líquido vital para recordar a la comunidad que todavía hay mucho por hacer. Finalmente, “Los fines de semana de la biodiversidad” forman parte de este listado de actividades culturales ambientales con las cuales se buscó acercar a la gente de manera diferente a la riqueza natural del país.

Para este 2018, Yaku buscará seguir generando procesos a través de los cuales pueda detonar en cada visitante inquietudes, reflexión, participación y compromiso en torno al agua y al ambiente. Proyectos como una exposición inmersiva sobre la conservación y biodiversidad marina, la renovación de la sala introductoria y el lanzamiento de una convocatoria abierta para presentación de exposiciones sobre el ámbito social y cultural del agua, son parte de su oferta 2018.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *