Estudiantes conocieron la planta de tratamiento de aguas residuales de Quitumbe

Estudiantes del sexto grado, de la Unidad Educativa Alberto Einstein, conocieron sobre el proceso de descontaminación de ríos en la capital, a través de un recorrido académico por la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Quitumbe.

Cada paso y fase que los pequeños visitaban denotaba el asombro e interés en sus rostros. Muchos comentaban entre risas y compañerismo que se sentían en una enorme planta con fuentes y maquinas que jamás habían conocido, casi como tomado de las películas o serie favorita de súper héroes. La concentración y disciplina que mantuvieron durante la explicación fue aprovechada al máximo por los técnicos de Empresa de Agua Potable de Quito y por las docentes de la Institución para explicar el funcionamiento de la  planta.

La Planta de Tratamiento de Quitumbe recuperará ambientalmente el río Machángara, mediante la entrega de aguas descontaminadas a la Quebrada Shanshayacu. Tiene capacidad para tratar un caudal de 100 litros por segundo de aguas residuales, que son interceptadas a través de una tubería de descarga de 930 metros de longitud y de un micro túnel a lo largo de la Av. Huayanay Ñan.

Ana Lucía Maldonado, profesora de la Institución educativa, se mostró contenta por la oportunidad de presenciar y aprender junto a sus estudiantes todo lo que hace AGUA DE QUITO y el Municipio de la capital con el funcionamiento de esta planta para mantener limpios los ríos de la ciudad. “Es algo nuevo para los chicos, adaptado a la realidad, esto sin duda lo compartirán con sus padres y demás compañeros. Además les servirá para continuar con los proyectos académicos que lleva adelante el Colegio Einstein”, acotó Ana Lucía.

Camino hacia el edificio donde los alumnos se reunieron para compartir sus refrigerios, las docentes indicaron que el colegio lleva adelante programas de estudio relacionados al manejo del agua limpia y el medio ambiente. Los proyectos son desarrollados como un aporte a su formación académica.

Ya para finalizar la actividad se acercó Joaquín, estudiante de sexto de básica, agradable y carismático, para agradecernos y compartir su experiencia. Indicó que son actividades nuevas, interesantes y divertidas que sirven de mucho para aprender que los ríos de Quito nos son basureros.

Así con la despedida y una que otra broma que salió de los chicos y la disciplina de las autoridades que acompañaron la actividad, AGUA DE QUITO cumplió con el objetivo de enseñar a los más pequeños el valor que tienen los ríos de la ciudad y que tanto el Municipio como EPMAPS están enfocados en programas de descontaminación de ríos.

 Atendemos permanentemente:

  • Línea gratuita 1800 24 24 24
  • FB /aguadequito
  • TWITTER @aguadequito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *