El agua de Quito es la única del país con sello de calidad INEN

En Ecuador, el agua de Quito es la única del país con sello de calidad INEN 1108 y la primera que demuestra el cumplimiento completo de la norma, es decir, que alcanza un 100% en cada uno de los  69 parámetros de control, lo que la ubica con el más alto promedio de calidad.

La empresa municipal capitalina monitorea la calidad del agua (con 270 muestras mensuales) en todas las siguientes fases: desde las fuentes (agua cruda), la conducción, el proceso de potabilización, en plantas de tratamiento, en los tanques de distribución y en los domicilios para garantizar que el agua de Quito pueda consumirse directamente de la llave, explicó Carlos Espinosa, gerente de Operaciones de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento,  Epmaps.

Anualmente, la Epmaps realiza más de 18.000 análisis en su Laboratorio de Control de Calidad –L3C-, que es avalado por el Servicio de Acreditación Ecuatoriana (SAE) con la certificación  ISO 17025. En el moderno laboratorio se realizan estudios microbiológicos de los protozoarios s Cryptosporidium y Giardia que provocan enfermedades gastrointestinales.

Recientemente, la empresa recibió la Certificación AquaRating, un reconocimiento internacional que entrega el Banco Interamericano de Desarrollo y la International Water Association, que certifica que sus servicios fueron sometidos a una evaluación integral y que la capital ecuatoriana tiene excelencia en prestación de servicios, calidad del agua y cuidado de fuentes hídricas.

El Municipio de Quito lidera el cumplimiento del Objetivos de Desarrollo Sostenibles que, además de la cobertura, también tiene relación con la calidad del agua.  A diciembre de 2017,  la ciudad de Quito encabezó el ranking de cobertura con un 99,27%.

Para el período 2017 – 2020, la Epmaps prevé una inversión estimada de 209 millones de dólares, destinados básicamente a ampliar la capacidad de los sistemas de agua potable. Una de las principales obras que ejecuta actualmente es el proyecto Chalpi Grande Papallacta, que busca garantizar la provisión de agua potable para la ciudad, hasta 2040.

La empresa también recibió por parte de Pacto Global Colombia y Pacto Global Ecuador dos distinciones por las mejores prácticas empresariales: Autogeneración Eléctrica que aporta al cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible – ODS – 7 Energía Asequible y no Contaminante; y, Conservación de Cuencas Hidrográficas, ODS 15 Vida de Ecosistemas Terrestres

Adicionalmente, la empresa cuenta con un equipo de catadores que avalan la calidad del agua a partir de sus características organolépticas (olor y sabor).

La gestión  de la calidad del agua también comprende un permanente mantenimiento y limpieza de las instalaciones de tratamiento, tanques y tuberías de distribución  a lo largo de la ciudad.  Al cliente, en cambio, le corresponde  la limpieza y desinfección periódica de la cisterna, así como el mantenimiento de las tuberías internas del domicilio, añadió Espinosa.

La vigilancia  externa de la calidad del agua de Quito está avalada por certificaciones independientes como el Certificado de Conformidad emitido por SGS DEL ECUADOR, organismo encargado de realizar el muestreo y análisis de calidad de agua.

En los últimos años,  los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD´s) han hecho esfuerzos para cumplir la Norma 1108, que establece requisitos de calidad de Agua. El 74,42% cumplen actualmente la normativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *