Comerciantes no regularizadas agredieron a una agente de control

Agente de Control Metropolitano Quito fue víctima de agresiones físicas y verbales por dos comerciantes no regularizadas, la tarde de ayer jueves 27 de junio, mientras cumplía su trabajo en el Centro Histórico.

La uniformada, al momento que socializaba con las comerciantes no regularizadas sobre el Código Municipal vigente, que prohíbe el comercio en el espacio público sin autorización, fue brutalmente agredida en su rostro y cuello.

Al lugar de los hechos acudió personal del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano Quito y de la Policía Nacional del Ecuador. Las dos agresoras fueron detenidas y trasladadas junto a la víctima a la Unidad de Flagrancia y tras realizar los procedimientos legales pertinentes y verificación del hecho.

El juez sancionó a las agresoras por el delito de ataque o resistencia de acuerdo con el Art. 283 del Código Integral Penal (COIP). Que establece 10 días de privación de la libertad y una multa del 25 por ciento de un salario básico unificado, es decir, con $98,50. Además, por orden del juez deberán cubrir con los gastos médicos.

El Secretario General de Seguridad y Gobernabilidad, Euclides Mantilla Herrera y Germán Arias, director del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano Quito, rechazan este tipo de actos y exigen se respeten los derechos y el trabajo que cumplen los uniformados.

Así también le recuerdan a la ciudadanía que el Código Orgánico de la Entidades de Seguridad, Control y Orden Público (COESCOP) que rige al Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano Quito establece en el artículo 29 como parte de sus funciones: ejecutar las órdenes de la autoridad competente para controlar el uso del espacio público. Además, controlar el ordenamiento y limpieza de los mercados y centros de abasto.

En todo el proceso la agente agredida recibió el respaldo de las autoridades de la Secretaría y del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano Quito y estuvo acompañada por el equipo jurídico del Cuerpo de Agentes.

El Municipio apoya el derecho al trabajo, pero de forma organizada y en el estricto cumplimiento de la ley, por lo que se pide a la ciudadanía colaborar en el control del uso adecuado del espacio público adquiriendo productos, únicamente, en lugares autorizados porque es responsabilidad de todos mantener el ordenamiento de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.