79 refugiados reubicados gracias al operativo de recuperación del espacio público

A las 05:15 de la mañana de este jueves 4 de julio se realizó un operativo entre Policía Nacional, Intendencia y dependencias municipales para retirar a 79 refugiados de diversas nacionalidades quienes ocupaban algunas veredas en los alrededores de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en la calle Wymper, al norte de Quito.

Son 79 personas de varias nacionalidades que fueron reubicadas en hoteles de la ciudad: 39 en el sur y 40 en el norte. En el operativo se dio prioridad a la atención a niños, ancianos y grupos vulnerables.

En rueda de prensa el General Euclides Mantilla, Secretario de Seguridad, informó que con el trabajo de tres mesas interinstitucionales se logró culminar con el operativo para recuperar el espacio y orden público. En esta acción de las autoridades intervinieron Policía Nacional, Dinapen, Unidad de Mantenimiento del Orden, Inteligencia Policial y de servicio urbano, MIES, Secretaría de Seguridad, Agencia Metropolitana de Control, Secretaría de Inclusión, Cuerpo de Agentes de Control, Agencia Metropolitana de Tránsito, Cuerpo de Bomberos, entre otras.

La supervisora de la Agencia Metropolitana de Control, Estefanía Grunauer, indicó que se hizo un trabajo organizado, técnico y responsable, haciendo cumplir la Ordenanza 001 que en su artículo 4 dice que no se puede hacer mal uso del espacio público y en base a las denuncias realizadas por la ciudadanía, se generó este trabajo interinstitucional que culminó hoy con el operativo.

Víctor Aráuz, Comandante de Policía del Distrito, dijo que apoyó con un contingente de 350 policías nacionales. “Las personas se encuentran en mejores condiciones mientras continúan los reclamos en ACNUR. El objetivo es evitar que se registren nuevos asentamientos y que este tipo de problemas vuelvan a suceder en la ciudad. Se mantendrá la supervisión en los lugares que los refugiados se encuentran hospedados”, señaló.

Daniela Valarezo, Intendenta de Policía de Pichincha, manifestó que se trabajó de manera coordinada con el Municipio y Ministerio del Interior para hacer respetar el orden público. Además, proteger la seguridad y los derechos de los ciudadanos que habitan y transitan en la zona. “Cualquier ciudadano que ingresa al país tiene los mismos derechos que los ecuatorianos, pero deben también respetar el orden y espacio público y cumplir con la ley”, explicó Valarezo.

Peter Janssen, representante adjunto de ACNUR en Ecuador, agradeció a las autoridades por el operativo profesional que se hizo. Según dijo, el operativo se realizó con todo el respeto sin usar la fuerza. Estas personas están recibiendo asistencia de la entidad internacional. “No se pueden comprometer a una asistencia sin fin, están ubicados en dos hoteles que esta institución financia y estudian caso por caso para dar alguna solución. Gracias a Dios estamos en un país en donde ellos pueden quedarse sin problemas con servicios de educación, salud, tiene las mismas oportunidades que los 80 mil refugiados reconocidos en el país, pero, no les exime de la ley, normas y las mismas obligaciones de los ecuatorianos”, informó el delegado del ACNUR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *