Quito trae expertos internacionales para analizar construcciones irregulares en zonas de riesgo

Expertos de Japón y El Salvador junto con autoridades de la Agencia Metropolitana de Control, AMC, hicieron un recorrido por las quebradas de Carcelén Bajo para constatar las construcciones irregulares del sector.

Este recorrido se realizó a propósito del taller gratuito: «Ciudades con futuro tienen construcciones seguras y sismo resistentes, Experiencia Taishin» que se desarrollará este miércoles 13 de noviembre, en el Colegio de Ingenieros Civiles de Pichincha, ubicado en las calles Corea e Iñaquito, a partir de las 10:00.

Estefanía Grunauer, supervisora Metropolitana de Control, señaló que hoy mantuvieron una reunión con la embajada de Japón  y la cooperación internacional de El Salvador para analizar la experiencia  “taishin” (significa ‘cambio’ o ‘la acción de enmendar) en Ecuador y Quito.

En este taller internacional se hablará de las construcciones antisísmicas y sismo resistentes y por eso los expertos japoneses y salvadoreños hicieron un recorrido por el sector de Carcelén y constataron estos problemas. Ellos darán capacitación sobre construcción de edificaciones sismo resistentes en el Distrito Metropolitano de Quito.

El taller será de 10:00 a 13:00 en donde los expertos darán a conocer sus experiencias en torno a lo ejecutado en Manabí y realizarán un trabajo conjunto con la AMC para la regularización y control de construcciones.

 “Nosotros vemos que Quito tiene entre el 60 y 70% de construcciones informales y queremos regularizar como parte de nuestras competencias para que no haya construcciones informales y se puedan salvar muchas vidas en caso de desastres naturales”, señaló Grunauer.

Patricia Hasbun, jefa de mecánica estructural de la universidad José Simeón Cañas de El Salvador, informó que fueron invitados por la AMC para contar su experiencia sobre con la cooperación japonesa en la investigación de vivienda de interés social para contrarrestar su vulnerabilidad ante sismos.

“En el 2001 tuvimos dos terremotos en los cuales hubo grandes pérdidas de viviendas y daños considerables. Son similares características a las que se tiene en Ecuador y Quito que se construye sin ningún criterio ingenieril y arquitectónico. La idea es pasarles nuestras experiencias positivas para mejorar la construcción en las zonas de riesgo y disminuir la vulnerabilidad de estas” explicó Hasbun.

Takeo Ishikaw, de la agencia de Cooperación Internacional, JICA, dijo que en la región de América Latina y Ecuador se trabaja en fortalecer construcciones que están ante posibles amenazas o riesgo de terremoto. Con el MIDUVI se trabajó en la tragedia de Manabí con un proyecto de cooperación.

“Adicional respondiendo a la solicitud de la AMC se invitó también a dos expertos del Salvador para fortalecer la construcción en áreas vulnerables, de esta manera se espera hacer intercambio de experiencias y aprendizajes entre los países. En el taller se analizarán las necesidades o ideas de cooperación para el futuro”, señaló Ishikaw.

Kumakura Takayuki, primer secretario de la embajada de Japón en Ecuador, manifestó que existe un problema grave de construcción en Quito. “Por supuesto las autoridades deben tomar las medidas correspondientes porque la gente necesita vivienda y si importa cambiar la construcción para prevención de desastres naturales”, indicó Takayuki.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.