Con mingas los vecinos adoquinarán la Polla de Oro

Los vecinos del barrio la Polla de Oro, ubicado por la avenida Simón Bolívar, a la altura de la Universidad Internacional, en el sector de Monjas Collacoto, aseguran que la organización es la base del desarrollo.

Por esa razón, gestionaron el apoyo municipal para adoquinar la calle principal de su barrio, que aún no cuenta con alcantarillado, porque no es un barrio regularizado y está en proceso de conseguirlo.

“Con los vecinos de la Polla de Oro trabajamos en un proceso de cogestión para iniciar el adoquinado de una parte de las calles del barrio. Por gestión interna se consiguió un poco de adoquín reciclado y a través de mingas se colocaron alrededor de 2000 m2 de este material para que lo vecinos cuenten con una calle adoquinada”, indicó Gina Fernández, coordinadora de Gestión Participativa de la Administración Zonal Centro Manuela Sáenz (AZMS).

“La Polla de Oro es un barrio irregular, forma parte de las tres etapas de San Miguel de Collacoto, la primera está regularizada y la segunda y tercera están en proceso, sin embargo, no se puede hacer obra civil, mientras no cuenten con la legalización correspondiente.

Sin embargo, para apoyar de alguna manera el pedido de los vecinos, que son muy organizados, se consiguió un poco de adoquín y como contraparte, los habitantes ponen la mano de obra y realizan mingas”, aclaró la funcionaria municipal.

En las mingas barriales, la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas – Epmmop-  apoyó con la maquinaria para realizar la limpieza de la calle; la Administración Zona Centro consiguió una volqueta para trasladar el material que se necesita para hacer el adoquinado y la participación ciudadana, se organizó con la mano de obra, para la limpieza de la calle y colocación de los adoquines.

Roberto Rondal, coordinador del barrio La Polla de Oro explicó que las mingas se realizan por la necesidad de los moradores de contar principalmente con vialidad, “requerimos vías asfaltadas, porque en época de lluvias se forman terribles lodazales y en verano el polvo nos enferma. Estamos agradecidos con el apoyo que nos ofrece el Municipio”, expresó.

Fausto Toctaguano relató que vive en la Polla de Oro desde hace 30 años, “queremos adoquinar la calle principal, conocemos que primero se debe legalizar el barrio, por lo que pedimos que el Municipio nos apoye con ello para participar en los presupuestos participativos y acceder a obras para el sector”, comentó.

La Polla de Oro

Genaro Toapanta Maila, ex dirigente y unos de los primeros habitantes del barrio, indicó que la Polla de Oro nació hace más de 60 años, cuando todo era la hacienda Collacoto que perteneció a un grupo de extranjeros.

Indicó que luego de la Reforma Agraria, los huasipungueros consiguieron las tierras donde viven 35 familias que se dedican a la agricultura, siembran maíz, papas, habas, y frutas.

Bautizaron al barrio como Polla de Oro, porque cuando un vecino de apellido Rondal recorría la línea férrea que pasaba por ahí, encontró en un socavón una gallina con sus pollitos, que por el color y con el sol brillaban, por lo que decidieron bautizar así al sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.