Emaseo EP recogió alrededor de 713 mil toneladas de residuos sólidos en 2020

Pese a todas las adversidades que se han vivido durante el 2020, por la aparición de la COVID-19, la recolección de residuos sólidos ha sido permanente en todo el Distrito Metropolitano de Quito.

En este año, la Empresa Pública Metropolitana de Aseo recogió aproximadamente 713 mil toneladas de desechos, cifra similar a la registrada durante el 2019 (736 mil toneladas), el mayor porcentaje está relacionado con residuos orgánicos, diferentes tipos de reciclables y rechazos.

“La empresa trabaja 24/7, sin importar que sean Fiestas de Quito, Navidad, Fin de Año y demás días festivos. El trabajo de nuestro personal no se detiene, pues la generación de residuos es permanente y más aún en estos días que está vigente un estado de excepción, ya que la mayoría de ciudadanos no van a salir de la ciudad, lo que significa que vamos a tener una mayor generación de residuos, pero estamos preparados para tener una actividad intensa durante esta semana de fin de año” expresó Yolanda Gaete, gerente general de Emaseo EP.

Los servicios que la empresa brinda a la comunidad quiteña son recolección contenerizada, carga lateral, frontal y posterior, a pie de vereda, islas soterradas, barrido manual, recolección a mayores productores y parroquias descentralizadas, hidrolavado, entre otros.

En 2020 varias han sido las aristas en las que se ha trabajado para mejorar el servicio, por ejemplo, se optimizaron rutas en las administraciones Calderón, La Delicia, Eugenio Espejo y Tumbaco, logrando disminuir los tiempos de traslado de los vehículos desde el Centro de Operaciones hasta el inicio de la ruta y desde la estación de pesaje y al Centro de Operaciones, permitiendo tener un servicio con calidad operacional.

Con la flota de 100 unidades operativas se brinda el servicio en 232 rutas de recolección, logrando que la gestión que desarrolla la empresa beneficie a los habitantes del DMQ.

Aproximadamente 1200 “soldados azules” cumplen sus arduas jornadas laborales para mantener limpia la ciudad. En los meses más complicados, por la declaratoria de emergencia, el estado de excepción y el aislamiento social, se realizó hidrolavado en 10 187,49 kilómetros de calles y avenidas principales del DMQ, además de plazas y bulevares. Se sanitizaron 36 mercados, 9 hospitales, es decir, 228.4 millones de metros cuadrados y se ejecutaron 7945 desinfecciones de contenedores.

Desde marzo, que se conoció de la presencia de la COVID-19 en nuestro país, se han registrado variaciones en las cantidades de residuos que se recogen en Quito. Los motivos son varios y por diferentes factores: aislamiento, nivel de poder adquisitivo, desempleo, entre otros aspectos que han jugado un rol importante en la generación de desechos.

En los meses de aislamiento, los lugares donde se generó mayor cantidad de basura fue en las viviendas, ya que los espacios públicos, centros comerciales, restaurantes, entre otros, se encontraban cerrados, por lo que se tuvo que reforzar el servicio de recolección domiciliaria.

Enero, marzo, mayo, junio y julio son los meses en lo que la recolección de desechos superó las 63 000 toneladas; mientras que en los meses restantes la cantidad se mantuvo entre los 54 000 y 59 000 toneladas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.