Recuperación de la calle Imbabura en el Centro Histórico

El casco colonial es una de las zonas más visitadas en el Distrito Metropolitano de Quito. Mantener limpio y en orden este lugar turístico es una de las principales acciones que desarrolla diariamente la Empresa Pública Metropolitano de Aseo, Emaseo.

A lo largo de la calle Imbabura existen alrededor de 152 locales comerciales, con una producción de residuos que bordea las 2.6 toneladas diarias.

En esa zona, permanentemente se ejecutan labores de limpieza, entre ellas: recolección a pie de vereda, contenerizada soterrada y barrido manual. Solo en este punto específico, 26 “soldados azules” cumplen con los servicios antes mencionados en horarios diurno, vespertino y nocturno.

Con el canter (camión liviano con capacidad de carga de 5.5 toneladas) se recolectan fundas con desechos del barrido manual y los residuos que arrojan malos ciudadanos que no respetan los horarios de recolección.

“Actualmente con el trabajo constante y el compromiso ciudadano se ha logrado reducir los puntos críticos, por ejemplo: en la calle 24 de Mayo e Imbabura antes se encontraba 1 metro cúbico de basura, aproximadamente 20 fundas, ahora únicamente se recolecta de 1 a 2 fundas. Algo similar ocurre en otras intersecciones como en la Imbabura y Bolívar; y en la Imbabura y Alianza, que ya no son consideradas puntos críticos”, mencionó Byron Loachamín, subdirector de Diseño, Planificación y Servicios de Emaseo EP.

Además, manifestó que en las calles Chile e Imbabura se colocaron dos contenedores de 600 litros, ampliando la capacidad de acopio de residuos en ese sector.

En los últimos dos meses se han realizado socializaciones en esta zona turística, para concienciar a los ciudadanos sobre las sanciones o multas que pueden recibir por arrojar basura a la calle, irrespetando los horarios de recolección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.