Inauguración de espacios adecuados para familias en situación de movilidad humana

Más de 110 familias en situación de movilidad humana serán beneficiadas cada año con 4 habitaciones que las albergarán temporalmente. Esto es posible gracias al trabajo coordinado de la Secretaría de Inclusión Social y el Albergue San Juan de Dios.

Estas instancias inauguraron espacios adecuados y seguros, en el marco del convenio de cooperación de asignación no reembolsable de recursos para el proyecto “Inclusión, acogimiento y atención integral a población en situación de movilidad humana”.

Este proyecto cuenta con una inversión de $43 913 y se desarrolló con el aporte de $15 000 establecidos en el Convenio de cooperación de asignación no reembolsable de recursos en materia social entre el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito y la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

Esta iniciativa promueve la convivencia y privacidad de familias en una infraestructura adecuada; brinda un espacio seguro para las familias y sus hijos menores de edad en situación de movilidad humana y; promueve su inclusión en el marco de los derechos humanos.

Las cuatro habitaciones familiares incluyen una cama para la pareja, una litera, mesa individual de trabajo, baño privado y armarios. Además, durante su estancia temporal se aplicarán todos los protocolos de bioseguridad y a su vez, las familias recibirán cena y desayuno para todos sus integrantes.

Gissela Oviedo, es la primera usuaria de estas habitaciones. “Gracias a Dios fue espectacular, no habíamos cenado y la verdad nos cayó muy bien, la habitación es muy cómoda, dormimos muy bien”.

Ivar González, gerente general de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, indicó que “estas 4 habitaciones beneficiarán a 110 familias en núcleos de 4 o más, al mes se atenderá a 480 personas y el año a 5000”.

En Quito existen aproximadamente 3000 personas en situación de calle y, según datos del Organismo de las Naciones Unidas para la Migración, las dificultades más comunes en el camino de este grupo de personas en estado de movilidad humana son los problemas de documentación, inseguridad y la falta de medios de transporte e información, sitio para dormir y aseo personal, alimento y agua.

Gabriela Quiroga, secretaria de Inclusión Social, hizo un llamado a la ciudadanía para colaborar “necesitamos la ayuda de la empresa privada para que realicen donaciones y de la gente para que ayudé con ropa en buen estado, artículos de aseo, todo es necesario”.

El albergue San Juan de Dios trabaja en el país por 34 años a favor de los más necesitados bajo el concepto de misericordia, entregando en el 2020 más de 80 000 ayudas y en lo que llevamos del 2021 un total de 26 300.

El albergue cuenta con programas de ayuda social como hospedaje permanente para 33 personas con discapacidad; entrega de kits de víveres, legumbres, vestimenta; comedor solidario, hospedaje temporal; entrega de alimentos y cobijas a personas en situación de calle; entrega de enseres y menaje de hogar a viviendas para mejorar la calidad de vida de familias de escasos recursos; entrega de alimentos, medicinas y víveres a lugares de pobreza.

La Secretaría de Inclusión Social, como el órgano gestor de las políticas públicas para la inclusión en el territorio local, enfoca su trabajo a favor de 10 grupos de atención prioritaria para la protección, y restitución de sus derechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.