La Virgen del Carmen: historias de la madre que salva almas en el Museo del Carmen Alto

“… Y sucedió que, en el horizonte apareció una pequeña nube no mayor a la palma de la mano, la misma que trajo la lluvia poniendo fin a este estiaje, convirtiendo desde ese momento al monte Carmelo en un sitio sagrado”.

Esta es una parte del relato que narra cómo, el profeta Elías intercede ante Dios para acabar con una sequía, que en su tiempo, asolaba Israel, hecho que aconteció en el Monte Carmelo en Haifa, lo que posteriormente valdría a este sitio la consideración de lugar sagrado, en el que se estableció una devoción mariana y una orden religiosa que perdurarían por siglos hasta nuestros días.

Históricamente, hablar de la Virgen del Carmen, es tratar acerca de un tema de gran raigambre en el imaginario cristiano, puesto que durante muchos años llegaron desde Europa, hasta Haifa cientos de peregrinos en donde se instalaron y adoptaron como patrona a la Virgen María, a quien dedicarían la primera iglesia conocida como “Santa María del Monte Carmelo”.

Más tarde, en el Siglo XIII, se fundaría la Orden de los Carmelitas, que años después llega a Europa, concretamente a Inglaterra, en donde, según las tradiciones, el 16 de julio de 1251 la Virgen del Carmen se aparece al sacerdote carmelita Simon Stock, a quien entrega un “escapulario”, indicándole que aquel que muera revestido por este icono, sería preservado del “fuego eterno” del purgatorio.

La llegada a nuestra ciudad de esta manifestación mariana ocurre el 4 de febrero de 1653 con el arribo de la Orden de Carmelitas Descalzas, hecho que marcó un grado de identificación con esta devoción mariana entre los feligreses de la ciudad, que hasta el día de hoy permanece latente.

En esta ocasión, el Museo del Carmen Alto, al ser un espacio de reflexión alrededor del patrimonio de la ciudad, conmemora las festividades en honor a la Virgen del Carmen, que se celebran cada 16 de julio e invita al público a visitarnos y a conocer más detalles acerca de esta advocación presente en todo nuestro museo.

Con esta iniciativa se busca incentivar en los visitantes el interés por el arte presente en el espacio relacionado con las diversas imágenes de la Virgen del Carmen que se encuentran diseminadas a lo largo y ancho del mismo; esto con la finalidad de generar reflexión alrededor de esta manifestación cultural familiarizando de esta manera al espectador con varios aspectos relacionados a la espiritualidad y sus numerosas expresiones populares.

Costos regulares de ingreso son de USD 3 adultos, USD 2 estudiantes con carnet y USD 1,50 niños y adultos de la tercera edad, personas con discapacidad acceso gratuito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *