Loli, la primera olinguita criada en cautiverio

Loli es una olinguita: la primera de su especie en cautiverio producto del tráfico de animales silvestres en el país. Ella fue retirada de su madre, a pocas semanas de haber nacido. Llegó al Zoológico de Quito, en Guayllabamba, en el 2016.

Durante estos años, recibió la atención de Zoocuidadores y médicos veterinarios con la finalidad de recuperarla y sacarla del riesgo en la que le habían puesto quienes le sacaron de su hábitat natural. Hoy Loli, es una especie adulta, y cuenta con un hábitat que recrea los bosques nublados, ricos en bromelias, helechos, orquídeas, agua, cascadas, humedad, y todos quienes visiten el Zoológico pueden observarla.

Loli era muy frágil y estaba acostumbrada a los seres humanos, por lo que fue imposible devolverle a la vida silvestre. Su presencia, aunque refleja un grave problema de tráfico de animales silvestres, ha sido muy importante por cuanto está ayudando a conocer más de cerca la forma de vida, alimentación, costumbres de esta especie de mamífero.

Durante este período, gracias a Loli se han podido fabricar collares para realizar el monitoreo de esta nueva especie de mamíferos. Esto forma parte de un proyecto de investigación que realiza la Escuela Politécnica Nacional: se monitorea a tres olinguitos que andan en estado silvestre, envían señales de cómo se mueven, a dónde van, de cuándo se mueven y cuándo se juntan.

Martín Bustamante, director de la Fundación Zoológica del Ecuador y Zoológico de Quito, en Guayllabamba, relata que “la olinguita Loli llegó al Zoológico de Guayllabamba cuando apenas era una lactante. Era muy pequeña. En un inicio estaba confundida. La Policía de Ambiente la trajo, en el 2016, como una cría lactante de cusumbo. Cuando empezó a crecer se vio que era diferente y supimos que era un olinguito”.

El caso de Loli es uno más de los reportados por la Policía de Ambiente en el país. En el 2017, el Zoológico de Quito, recibió 369 animales, una cifra que evidencia el grave peligro que afronta la fauna silvestre del país.

De los olinguitos no se sabía mucho, dice Martín Bustamante. Esta especie de mamífero vive en los bosques de niebla de Colombia y Ecuador y se convirtió en la primera nueva especie de carnívoro que se identificó en el hemisferio occidental en 35 años. Fue descubierta en el 2012.

Según las investigaciones científicas realizadas, el olinguito pesa alrededor de dos libras y su cuerpo mide 35 cm, con su cola puede llegar a medir 70 cm aproximadamente. Es un animal arborícola, muy hábil saltando de rama en rama y es estrictamente nocturno se localiza en los Andes en Ecuador y Colombia.

Datos

  • El olinguito forma pertenece a la misma familia de los mapaches
  • Es una nueva especie de carnívoro encontrado en los bosques nublados del Ecuador
  • Es nocturno y solitario
  • Se alimenta de frutos, néctar e insectos
  • Su cuerpo mide 35 cm y su cola puede llegar a medir 70 cm

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *