En la Zona Centro se desarrollan  proyectos sociales en beneficio de la comunidad

 Varios proyectos sociales que van en beneficio de la comunidad de la jurisdicción Zona Centro, se desarrollan en el marco de la Ord. 102 de Participación Ciudadana. En los mismos, el Municipio de Quito asigna presupuestos para obras de infraestructura y sociales de los barrios y sectores del Distrito Metropolitano.

Desde el 2014 hasta el momento se ha ejecutado cerca de 50 proyectos sociales de Presupuestos Participativos en todo el Distrito, a través de las Administraciones Zonales.

Estos proyectos, se inician cuando hay buenas ideas en los barrios que requieren el apoyo municipal. Los moradores presentan el proyecto, que debe estar bien elaborado, luego es revisado para ver la viabilidad, y finalmente con consenso ciudadano es priorizado dentro de los espacios de las asambleas locales.

En este año, en la AZMS, se han desarrollado cuatro proyectos sociales de presupuestos participativos como: el Sendero Ecológico en La Vicentina, Mujeres al Pedal en San Juan,  Campaña de Concientización Ambiental en La Tola y el proyecto Colores y Espacios de Vida en La Colmena. Aparte se realiza otro proyecto impulsado por la Unidad de Gestión Participativa de la Zona Centro llamado Jardines Verticales

Sendero Ecológico en La Vicentina:

Los moradores de La Vicentina, han propiciado hacer la reforestación y cuidado ambiental, del Sendero Ecológico de su sector. Es un área verde que existe en las riveras del Río Machángara, un área de protección ecológica, que estaba convertida en un botadero de basura, pero con la organización barrial que está trabajando para recuperar esa área ha mejorado para la satisfacción de los habitantes. “Es una iniciativa ciudadana que surgió para recuperar el área verde, abrir senderos y realizar visitas guiadas, actualmente hay ojos de agua y el espacio está mejor cuidado. La gente tiene que comprometerse y apropiarse de los lugares, para mantenerle bien siempre”, aseguró el técnico Omar Suárez.

Campaña de Concientización Ambiental en La Tola:

Es un proyecto que fue presentado por la reina de La Tola, para eliminar los puntos críticos de basura en el sector, contribuir en el aseo y mejoramiento del ambiente del barrio a través de mingas, capacitaciones y la separación de residuos sólidos.

Mujeres al Pedal en San Juan:

Este proyecto fue presentado por la directiva de San Juan, tiene un componente interesante porque implica no solo darle a las mujeres capacitación en corte y confección, sino también abordar la temática de la violencia, que constituye un tema concomitante y transversal al de la confección de ropa.

“Este es un proyecto social, solicitado en los Presupuestos Participativos, que va encaminado a apoyar, principalmente, a las mujeres que están sufriendo violencia intrafamiliar en sus hogares, por esa razón con el apoyo del Municipio, queremos conformar un grupo que tenga un oficio y luego, puedan formar una microempresa de alta costura,”, explicó Dina Barcia, representante del Cabildo de San Juan.

Colores y Espacios de Vida en La Colmena:

Es un proyecto impulsado por los vecinos de La Colmena para recuperar sus espacios públicos, a través de los jóvenes que contribuyan a dejar lindo a su barrio, con la ejecución de murales en espacios públicos y escalinatas que den identidad al barrio y al sector.

“Queremos ser un referente de cambio y organización barrial, que se deje de estigmatizar a La Colmena como un barrio peligroso y que se nos vea como un sector cultural y bonito”, afirmó Guadalupe Panchi, representante de La Colmena.

Proyecto Jardines Verticales:

 

Se desarrolla en el Centro de Arte Contemporáneo los días sábados y consiste en capacitar a la gente para sembrar plantas, donde sea que tengamos una pared, para dar color y alegría a todos los lugares que sea posible. “Se puede sembrar en lo más simple, desde en una botella hasta en paredes hechas con jardines y diseños para lucir en las ciudades y en nuestras casas”, explicó el capacitador Marcos Benavides.

Indicó que el riego en este tipo de siembra debe ser sistematizado, con el respectivo cuidado de las plantas que pueden sembrarse en huertos urbanos, entidades productivas, o pueden estar en espacios de un metro cincuenta a tres metros. “Depende del espacio con el que cuente la gente, una terraza, un espacio con luz en el departamento, es suficiente para sembrar. Lo que sucede es que en la ciudad, aún no hay la cultura de sembrar, propiciar más vida, e iniciar con la con siembra de plantas medicinales dentro de la casa por ejemplo”, dijo Marcos Benavides.

BOLETÍN 2666

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *