Un proyecto limpiará de plásticos al Machángara

En el Centro Cultural Metropolitano, el científico ecuatoriano Inty Gronneberg de la empresa Ichthion Limited, junto con la embajadora Británica , Katherine Louise Ward, presentó la iniciativa al alcalde Jorge Yunda para la limpieza de plásticos y descontaminación del río Machángara, convirtiéndose Quito en la ciudad pionera en la región en la aplicación de este proyecto.

El alcalde Jorge Yunda indicó que es necesario tomar acciones ambientales para recuperar los ríos de la capital y también el océano. No solo el asfaltado de la ciudad requiere recursos sino también la reforestación, conservación de la fauna silvestre y otros temas ambientales.

Alrededor de 2200 toneladas de desechos produce a diario la ciudad, de esos el 30% es plástico y no se recicla ni el uno por ciento. Lamentablemente, se los entierra, son botados a las quebradas, ríos y océanos. Hay que tomar decisiones urgentes, los organismos mundiales predicen que para el 2050 si no hacemos algo, tendremos más plásticos que peces en el océano.

“Queremos dejar un legado a nuestros hijos, nietos y las siguientes generaciones. Hoy tenemos de recuperar nuestros ríos, quebradas y la fauna silvestre. Queremos que el Machángara vuelva a tener sus aguas cristalinas y evitar la contaminación que se está llevando a las costas y al océano Pacífico. Hay que trabajar en ordenanzas ambientales para que Quito sea Luz de América también en este tema”, explicó Yunda.

Inty Gronneberg de la empresa Ichthion Limited manifestó que el proyecto tiene una duración de 7 años y tiene que ver con instalación, operación del sistema de extracción del plástico, generación de datos y reciclaje del material, por un monto de USD 12 millones.

Si esto se concreta, el siguiente paso es hacer mesas técnicas con la Epmaps para que el proyecto no solo sea de una empresa sino en conjunto de la ciudad de Quito, para otras partes del país, región y del mundo.

 “Dependiendo la época del año, se estima que entre 1000 y 5000 toneladas de plástico van al océano Pacífico solo del flujo que sale de la Capital y esto va a Galápagos. Hay que hacer una economía circular, desperdicio cero. Eso podría hacer que la capital tenga propuestas, porque no soñar ahora con políticas de innovación para otras ciudades, ya no copiar de afuera y sino empezar a proponer desde dentro”, comunicó Gronneberg.

 Marianela Irigoyen, secretario de Ambiente, señaló que actores de diferentes instituciones municipales, empresa privada y organizaciones de la sociedad civil deben unir esfuerzos para recuperar la cuenca hidrográfica de Guayllabamba y sus tributarios como el Machángara que nace de agua pura y cristalina de las quebradas: Ortega, Río Grande , Salsayacu y Capulí.

 Desde la Secretaría se desarrollarán políticas serias para el desarrollo de tecnologías al servicio del ambiente. Con la ayuda de la tecnología se recogerán los plásticos, se volverá a la economía circular (reusar, reciclar) como eje central de la gestión de residuos sólidos.

“Según varios estudios la economía circular genera 4 millones de empleos directos en la región. En varios países del mundo ya están adoptando esta estrategia como política ambiental de estado. La entrega de este proyecto al Municipio representa un hito para sostenibilidad de la ciudad”, informó Irigoyen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *