Cambio de semáforo se fundamenta en responsabilidad ciudadana y control

  • Funcionarios municipales son promotores sanitarios para el uso de mascarilla, distanciamiento físico y lavado de manos.
  • En la zona Calderón, se realiza operativo preventivo y de control diario.

El Alcalde del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, Dr. Jorge Yunda Machado, el día de ayer martes 26 de mayo del presente año, informó que: “dado el número de contagiados del covid-19 en el Distrito y basado en sendas reuniones con: academia, médicos, salubristas, epidemiólogos, con información certera, se resolvió solicitar al COE Nacional un cambio de color con una serie de pedidos especiales, en los siguientes ocho días (miércoles 3 de junio), para realizar varias actividades que permitiría dar éste paso con mayor seguridad”.

Según manifestó el Alcalde, lo que no posibilitó salir al semáforo amarillo el día de ayer. “Fue principalmente las estadísticas en número de casos de contagio y lamentablemente fallecidos y el sistema sanitario de la ciudad de Quito. Los médicos y epidemiólogos han considerado que tenía que ser en quince días, ya que Quito, es una ciudad que tiene cerca de tres millones de habitantes y posee características especiales”.

Además, dijo “que la posición del Municipio de Quito es que los funcionarios municipales a través de todos los medios de comunicación masivos y redes sociales, se deben convertir en promotores sanitarios para guiar a la población a cumplir con: el uso de mascarilla, distanciamiento físico y el lavado de manos, trilogía que salvará muchas vidas, y permitirá cuidarnos de esta pandemia”.

En la zona Calderón para reforzar esta definición e impedir el contagio masivo del virus en mención, se realiza operativos preventivos y de control del espacio público, en la que participan los siguientes profesionales: Agentes de Control, Policía Nacional, Agencia Metropolitana de Tránsito, Fuerzas Armadas, Unidad de Seguridad Ciudadana y Comisaría Nacional.

En esta ocasión, las novedades son las siguientes: Parroquia Calderón, Carapungo y Llano Grande: verificación de precios y fecha de expedición de productos en nueve locales; retiro de jóvenes de canchas sintéticas y supervisión de comerciantes informales en las inmediaciones del Estadio de Carapungo, decomiso de bebidas gaseosas y cachitos (productos a cargo del Comisario Nacional). Además, se atiende denuncia por invasión en Laderas de San Francisco.

En el operativo de control de toque de queda se resolvió: exhortos y cierre de dos tiendas de abarrotes; retiro de comunidad que se encuentra jugando voleibol en dos canchas y exhortó a veinte personas por no uso de mascarilla y por no cumplir normas de bioseguridad. #DisciplinaParaVolver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *