Museos Desde Casa: el bordado conventual

  • Esta es una de las actividades que se realiza en la vida conventual
  • Puede leer el artículo completo en https://bit.ly/3alw1LW

Conozca sobre el arte de crear con hilo y aguja desarrollado en los conventos mediante el artículo ‘El bordado conventual’ del Museo del Carmen Alto, en el que se da a conocer una de las actividades que caracteriza la vida de las monjas de clausura, la confección de ornamentos litúrgicos bordados y cosidos a mano.

Estas prendas bellamente confeccionadas se conservan hasta la actualidad, además de las crónicas escritas por viajeros, revelan que desde la época colonial las religiosas producen prendas litúrgicas; no obstante, sus nombres permanecen en el anonimato.

El aporte de las religiosas a este ‘arte manual’ ha sido poco abordado por los historiadores. “Los conventos femeninos se convirtieron en espacios de producción de prendas litúrgicas bordadas y confeccionadas por las hábiles manos de las religiosas. El Carmen Alto se distinguió por esta labor, fue así que el jesuita Mario Cicala en su crónica de viaje del siglo XVIII, refiriéndose a las destrezas manuales de las monjas del Carmen Alto decía:

“[…] [las carmelitas] son admirables en hacer flores de todas clases, finísimas y muy vistosas; son muy diestras en el recamado [bordado de realce]… Todo esto en el tiempo de los ejercicios, que ellas llaman, manuales.”

Las prendas de mayor demanda han sido siempre los ornamentos necesarios para adornar la iglesia, las capillas y la sacristía del propio monasterio y para otras comunidades o personas particulares; además las carmelitas eran diestras cosiendo y bordando las vestimentas para la Virgen María, Cristo y los santos, el ajuar del Niño Jesús, y los escapularios carmelitas” (este texto es parte del artículo).

Conozca más en este artículo en el siguiente link https://bit.ly/3alw1LW

Adicionalmente el Museo del Carmen Alto se encuentra preparando una actividad con algunas técnicas para aprender a bordar y comparta sus creaciones a través de redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *