La Virgen de El Panecillo se iluminó con los colores de Cuenca

En la noche despejada del 3 de noviembre, desde uno de los lugares de donde se puede admirar gran parte de la ciudad: El Panecillo fue el escenario para rendir homenaje a Cuenca, ´Atenas del Ecuador´. La Virgen se vistió con los colores de la hermana ciudad para rendirle homenaje por el Bicentenario de su Independencia.

De esta manera, el Municipio de Quito se une a la conmemoración de los 200 años de la Independencia de Cuenca. Se realizó una iluminación a la Virgen de El Panecillo, para festejar a la ciudad austral.

En la proyección se pudo apreciar la bandera y el escudo de esta ciudad, además de la palabra Bicentenario, que fue apreciada por varios quiteños, desde diferentes sectores de Quito.

Raúl Codena, director del Instituto Metropolitano de Patrimonio, indicó que: “nos unimos a esta celebración que inició el pasado 8 de septiembre, con la Alianza Patrimonial Turística, entre las dos ciudades”.

Manifestó que Quito, como la Capital del Ecuador, se siente orgullosa al tener a varios cuencanos viviendo en nuestra ciudad y este es un motivo para rendirle homenaje a Cuenca.

Se escogió a la emblemática Virgen de El Panecillo, uno de los símbolos más representativos de la ciudad, y se ha inspirado en los símbolos de Cuenca, la insignia bicentenaria y otros elementos que identifican a la cultura cuencana. De esta manera se hermanan, aún más, los lazos con otra de las ciudades ecuatorianas Patrimonio de la Humanidad.

#VivaCuenca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.